Estado de ánimo en el embarazo

Por (embrióloga).
Actualizado el 18/09/2015

El embarazo es una etapa emocionalmente difícil caracterizada por el desajuste de los niveles hormonales habituales, lo cual puede causar en la mujer una variación en su estado de ánimo.

El estado de ánimo de la madre durante el embarazo es muy importante ya que influye en el desarrollo del bebé, de hecho, las gestantes que sufren problemas de depresión y ansiedad tienen una mayor probabilidad de tener hijos con bajo peso al nacer, los cuales son más susceptibles de desarrollar enfermedades.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Desarrollo del bebé

Existen estudios que revelan que la salud mental de las embarazadas, además de la salud física, podría influir en el desarrollo del futuro bebé. En concreto, un estudio publicado en la revista BMC Public Health expone que el problema del bajo peso al nacer podría deberse principalmente al factor psicológico de la madre gestante, dejando como factores secundarios el estado nutricional o socioeconómico.

En el último trimestre de embarazo es cuando se produce el crecimiento fetal más rápido y, por ello, la tripa de la futura madre se hace más prominente. Los huesos del bebé se van endureciendo y absorben calcio en cantidades mayores. Por este motivo, todo lo que le sucede a la embarazada repercute en el bebé.

Cambios de humor durante el embarazo

Especialmente durante el primer y tercer trimestre, es habitual que el estado de ánimo de las embarazadas cambie repentinamente. La razón principal de estos cambios bruscos de humor es el desequilibrio hormonal.

Durante el embarazo se produce una liberación hormonal más fuerte de lo habitual y las hormonas afectan a los niveles de neurotransmisores. Estos son los “mensajeros” de tu cerebro, encargados de regular el estado de ánimo:

  • El estrógeno es un neuro estimulante por tanto su exceso puede causar tensión y ansiedad.
  • La progesterona por el contrario tiene un efecto relajante por lo que un exceso en sus niveles puede causar bajones del estado de ánimo como la depresión.

Salud emocional de la madre

Durante el embarazo es frecuente que el estado de ánimo de la embarazada cambie de forma inesperada y sin aparente justificación. Alegría, tristeza, ansiedad y tranquilidad, son algunos de los sentimientos que se entremezclan a lo largo del día.

El feto está conectado con la madre y por tanto recibe las sustancias que se producen en el organismo materno como consecuencia de estos cambios emocionales. Aunque no hay evidencias científicas de que el estado anímico afecte de una manera clara al bebé, se conoce que de alguna manera el bebé percibe todo aquello que ocurre en la madre durante el embarazo.

Dentro del útero el bebé ya necesita sentirse querido y deseado y si percibe pensamientos positivos, será una persona extrovertida, con mayor autoestima y confianza en sí mismo. Una mamá sin estrés ni ansiedad, feliz, con una vida saludable, sin altercados emocionales tendrá un bebé sano y tranquilo cargado de valores positivos.

Especialmente a partir del quinto mes, todo lo que suceda en la embarazada, sus emociones, sus sentimientos y en general su estado de ánimo, afectará al bebé incluso después del nacimiento. Por ello, es muy importante evitar los cambios de humor y mantener el estado anímico saludable no solo durante los nueve meses del embarazo sino también tras el parto.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Andrea  Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.