¿Es posible el embarazo con la vasectomía? – Técnicas y precios

Por (embrióloga), (embriólogo clínico senior) y (embrióloga).
Actualizado el 21/01/2022

La vasectomía es una intervención a la que se someten muchos hombres para quedar estériles y, por tanto, evitar el embarazo. Pese a que la vasectomía es considerada como un método anticonceptivo permanente, existe la posibilidad de reversión. Aun con ello, el embarazo natural no siempre se consigue.

En caso de que la reversión no sea posible o no permita recuperar la calidad seminal, la reproducción asistida ofrece otras posibles soluciones para poder lograr el embarazo después de la vasectomía.

A continuación tienes un índice con los 8 puntos que vamos a tratar en este artículo.

Ser padre de nuevo

La vasectomía consiste en bloquear los conductos deferentes para que los espermatozoides, producidos en el testículo, no puedan formar parte del eyaculado. Si no hay expulsión de espermatozoides durante la eyaculación, el embarazo no ocurrirá.

Esta intervención de esterilización masculina permanente se suele recomendar solo a aquellos hombres que tienen claro que no desean tener más hijos. Sin embargo, por diferentes circunstancias de la vida (cambio de pareja, modificación de prioridades, etc.), puede que un hombre cambie de opinión. Por esta razón, muchos hombres se preguntan si se puede ser padre después de haberse sometido a la intervención de la vasectomía.

La respuesta es que sí. Cuando un hombre se realiza la vasectomía, continúa produciendo espermatozoides, solo que éstos no pueden salir porque el camino que deben seguir hasta el exterior está bloqueado. Por tanto, si desbloqueamos o permitimos de nuevo el paso, en principio, se recuperará la fertilidad y sería posible el embarazo. Este procedimiento para intentar recuperar la fertilidad tras la vasectomía es lo que se conoce como reversión de la vasectomía o vasovasostomía.

¿Qué es la vasovasostomía?

Se trata de una intervención quirúrgica que consiste en unir de nuevo los extremos de los conductos deferentes que se bloquearon en la vasectomía. De esta manera, se permite que los espermatozoides formen parte del eyaculado y, con ello, se abre de nuevo la posibilidad de embarazo natural. La vasovasostomía es una cirugía compleja que dura unas dos horas, aunque el paciente no siente dolo puesto que se realiza bajo anestesia,

En primer lugar, debemos tener en cuenta que, aunque el procedimiento de reversión tenga éxito, no es seguro que el hombre pueda concebir un hijo naturalmente. Existe cierta probabilidad de que la calidad seminal no sea buena o, al menos, no lo suficientemente buena como para lograr la fecundación.

La probabilidad de obtener un embarazo tras la vasovasostomía es aproximadamente del 64%.

Por otra parte, también existe la opción de que la vasovasectomía no resulte exitosa, es decir, que no consigamos permitir el paso de los espermatozoides. Principalmente, el éxito de la reversión de la vasectomía dependerá de la forma en que los conductos fueron sellados, así como la habilidad y destreza con la que se hizo la esterilización en el paciente.

Resultados de la vasovasostomía

El tiempo que haya transcurrido desde la realización de la vasectomía influye en gran medida en la probabilidad de gestación natural. Cuanto menos tiempo haya pasado desde la vasectomía, mayor probabilidad existe de recuperar la fertilidad.

Así, en pacientes que tienen realizada la vasectomía desde hace más de 15 años, la probabilidad de embarazo tras la vasosacostomía es baja. En cambio, un 90% de los varones con una vasectomía los últimos 5 años han recuperado su fertilidad tras la reversión.

Para comprobar si la operación para revertir la vasectomía ha tenido éxito, es necesario hacer varios seminogramas seriados. Así, podremos estudiar si aparecen espermatozoides nuevamente en el eyaculado.

El primer seminograma se realiza a los 2-3 meses después de la operación. A partir de aquí, se va repitiendo el seminograma cada 2-3 meses hasta que el número de espermatozoides sea considerado normal o se consiga el embarazo.

Habitualmente, se consigue el embarazo a los 12 meses de realizar la reversión de la vasectomía. Sin embargo, a veces el tiempo puede ser mayor e incluso puede ser necesario algún tratamiento de fertilidad para alcanzar la paternidad.

Otras opciones de embarazo con vasectomía

Aunque la vasovaostomía es una posible solución para aquellos hombres que quieren ser padres después e la vasectomía, existen otras opciones. La reproducción asistida ofrece otras alternativas para poder ser padres.

A continuación, se comentan cada una de ellas.

Vasoepididimostomía

Una alternativa a la vasovasostomía menos común es la vasoepididimostomía. Se trata de una intervención mucho más complicada que se realiza cuando la vasovasostomía no ha funcionado o cuando no hay posibilidad de realizarla.

La vasoepididimostomía consiste en la unión de uno de los extremos de los conductos deferentes directamente con el epidídimo. Esta intervención suele durar alrededor de 5 horas y tiene una efectividad del 40% aproximadamente.

Tal y como ocurre en la vasovasostomía, es necesario esperar unos 12-15 meses para encontrar espermatozoides en el eyaculado tras esta intervención. En caso de no ser posible, se puede repetir la cirugía, aunque su probabilidad de éxito se reduce respecto de la primera vez.

En relación a la recuperación, el paciente podrá volver a su rutina diaria y a mantener relaciones sexuales pasadas unas semanas. No obstante, no se recomienda coger objetos pesados. Además, el varón puede ponerse bolsas de hielo para ayudar a reducir la inflamación de la zona.

Aspiración de espermatozoides

Se trata de una intervención quirúrgica de baja complejidad en la que se extraen espermatozoides por aspiración directamente del epidídimo o del testículo.

Este procedimiento consiste en pinchar el epidídimo o el testículo, y aspirar el contenido interior. A continuación, en el laboratorio, se buscan espermatozoides en el líquido obtenido y se microinyecta uno por óvulo mediante la técnica de ICSI (inyección intracitoplasmática de espermatozoides). Los embriones viables obtenidos podrán ser transferidos al útero de la pareja del varón que se realizó la vasectomía.

Si quieres más información al respecto, te recomiendo consultar este artículo: Aspiración de espermatozoides del epidídimo.

Biopsia testicular

Esta técnica consiste en extraer una pequeña porción de testículo con el fin de encontrar en ella espermatozoides que puedan ser empleados para fecundar el óvulo mediante la técnica de ICSI.

La biopsia testicular es muy similar a la aspiración de espermatozoides. La única diferencia es que, en lugar de aspirar, se hace una incisión en el testículo y se extrae un pequeño fragmento. Este procedimiento se realiza bajo anestesia local y dura unos 15 o 20 minutos aproximadamente.

Si estás interesado en esta técnica, te recomendamos visitar el siguiente artículo: ¿En qué consiste la biopsia de testículo?

Congelación de esperma

Otra opción que se ofrece a los hombres que van a hacerse la vasectomía es congelar un muestra de semen previamente a la esterilización. De esta forma, si, pasado un tiempo, el paciente quiere volver a ser padre, podrá utilizar dicha muestra para aplicar un proceso de reproducción asistida.

En función de la calidad del semen tras la descongelación, se indicará la inseminación artificial (IA), la fecundación in vitro (FIV) convencional o la microinyección espermática (ICSI).

Donación de semen

La opción de recurrir a esperma de donante es, generalmente, la última alternativa, pues implica la renuncia a la herencia genética. En cualquier caso, es un camino más y puede que sea el único cuando las técnicas comentadas anteriormente fallan.

Si quieres obtener información detallada sobre esta opción, te recomiendo consultar este artículo: ¿Cómo funciona la donación de semen?

¿Cuál es el precio?

Todas las opciones comentadas implican que la pareja se someta a un tratamiento de reproducción asistida, aunque la mujer no presente problemas de fertilidad.

En el caso de la aspiración del epidídimo o la biopsia de testículo, es necesaria la estimulación ovárica de la mujer para posteriormente extraer los óvulos con una punción folicular y fecundarlos con una ICSI. Todo este proceso tiene un coste de 3.500-5.500€, aunque hay que tener en cuenta que la medicación no está incluida en este precio. Esto supondría un coste adicional de unos 1.000 euros aproximadamente.

La reproducción asistida, como cualquier tratamiento médico, requiere que confíes en la profesionalidad de los médicos y la clínica que elijas, ya que, evidentemente, no todos son iguales.

Esta "herramienta" te enviará un informe totalmente personalizado, con la información detallada del tratamiento que necesitas, las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

La congelación de semen tiene un coste más económico: entre los 200-700€. Además, si el semen es de buena calidad, se puede conseguir un embarazo con una inseminación artificial (IA), cuyo coste también es mucho menor que la FIV y ronda los 700€ y los 1.100€.

Igualmente, si fuera necesario recurrir a una inseminación artificial de donante (IAD), los precios ascenderían a entre 900€ y 1.700€ en función de la clínica de reproducción asistida y los servicios incluidos.

Preguntas de los usuarios

¿Por qué solo se aplica la ICSI en casos de biopsia de testículo?

Por Dr. Javier Alfonso Grasa (embriólogo clínico senior).

En los casos de biopsia de testículo es obligado emplear la técnica de ICSI como técnica de inseminación ovocitaria, ya que se trata de espermatozoides inmaduros, que no han madurado de manera fisiológica en su paso a través del epidídimo. Además, el recuento de espermatozoides tras la biopsia suele ser bajo, insuficiente para realizar una inseminación artificial o una FIV convencional.

¿Cuál es el riesgo de embarazo si me hice la vasectomía hace 10 años?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Si la vasectomía se ha realizado correctamente, la probabilidad de embarazo es prácticamente nula. En cualquier caso, puedes confirmarlo haciendo varios espermiogramas. Si el resultado de todos ellos demuestra la ausencia de espermatozoides en el eyaculado, podremos confirmar que la vasectomía ha tenido éxito y que, por tanto, no hay posibilidad de embarazo natural.

¿Existen casos de embarazo con vasectomía?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Sí, existen casos de vasectomías mal realizadas que han derivado en embarazo. Por esta razón, es fundamental hacer varios seminogramas, en distintos meses, para confirmar la ausencia de espermatozoides en el eyaculado.

En cualquier caso, se trata de algo excepcional, pues los avances en cirugía permiten obtener los resultados deseados mediante la vasectomía.

¿La vasovasostomía se hace en la Seguridad Social?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

No. La reversión de la vasectomía no está incluida en la cartera de servicios de la Seguridad Social, a excepción de que sea necesaria por alguna razón médica de gravedad. Por esta razón, un hombre que quiera realizar la vasovasostomía debe acudir a una clínica privada.

El coste aproximado de este tratamiento es de unos 4.000 euros aproximadamente.

¿Cuáles son los riesgos de la vasovasostomía?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

La vasovasostomía es una intervención que rara vez conlleva complicaciones alarmantes. A pesar de ello, los posibles riesgos que se podrían derivar son:

  • Sangrado del escroto
  • Infección (algo que puede ocurrir en cualquier cirugía)
  • Dolor persistente

¿Cómo es la recuperación de la vasovasoctomía?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

Cuando un varón se somete a una reversión de la vasectomía es posible que sienta molestias durante las 2-3 semanas posteriores a la intervención. Por ello, el especialista le recetará algún analgésico.

Sin embargo, el paciente podrá seguir con su rutina diaria a los 3-4 días de la vasovasoctomía, evitando trabajos que supongan un gran esfuerzo físico, conducir y el deporte.

Además, se recomienda no tener relaciones sexuales hasta que no hayan pasado al menos 10 días desde la vasovasoctomía.

¿Cuándo tendré espermatozoides tras la reversión de la vasectomía?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

Después de una vasovasostomía es necesario ir haciendo cada dos o tres meses seminogramas para ir valorando la cantidad de espermatozoides en el eyaculado. Lo normal es que el paciente recupere su concentración espermática total pasados unos meses.

Hay varones que tienen valores seminales buenos al cabo de los 3 meses de la reversión; mientras que otros deben esperar un año.

Lectura recomendada

En este artículo hemos visto que la vasovasostomía no siempre es efectiva. Por esta razón, es fundamental meditar bien sobre la vasectomía y solo hacerla en caso de tener muy claro que no se quieren más hijos. Para ayudarte en la decisión, te recomendamos leer detenidamente este artículo sobre las consecuencias de la vasectomía: ¿En qué consiste la vasectomía?

En cualquier caso, si finalmente la vasovasostomía no permite el embarazo de nuevo, siempre habrá alguna técnica de reproducción asistida que te ofrezca la posibilidad de ser padre de nuevo. Puedes consultar los distintos tratamientos aquí: Tratamientos de reproducción asistida.

Hacemos un gran esfuerzo para ofrecerte información de máxima calidad.

🙏 Por favor, comparte este artículo si te ha gustado. 💜💜 ¡Nos ayudas a seguir!

Bibliografía

Ahmad Majzoub, Nicholas N Tadros, A Scott Polackwich, Rakesh Sharma, Ashok Agarwal, Edmund Sabanegh Jr. Vasectomy reversal semen analysis: new reference ranges predict pregnancy. Fertil Steril. 2017 Apr;107(4):911-915. doi: 10.1016/j.fertnstert.2017.01.018. Epub 2017 Mar 7 (ver)

Catherine Deneux-Tharaux, Erum Kahn, Hanif Nazerali, David C Sokal. Pregnancy rates after vasectomy: a survey of US urologists. Contraception. 2004 May;69(5):401-6. doi: 10.1016/j.contraception.2003.12.009

Denise J Jamieson, Caroline Costello, James Trussell, Susan D Hillis, Polly A Marchbanks, Herbert B Peterson, US Collaborative Review of Sterilization Working Group. The risk of pregnancy after vasectomy. Obstet Gynecol. 2004 May;103(5 Pt 1):848-50. doi: 10.1097/01.AOG.0000123246.11511.e4

Edward R Gerrard Jr, Jay I Sandlow, Robert A Oster, John R Burns, Lyndon C Box, Peter N Kolettis. Effect of female partner age on pregnancy rates after vasectomy reversal. Fertil Steril. 2007 Jun;87(6):1340-4. doi: 10.1016/j.fertnstert.2006.11.038 (ver)

Joyce van Dongen, Fetene B Tekle, J Herman van Roijen. Pregnancy rate after vasectomy reversal in a contemporary series: influence of smoking, semen quality and post-surgical use of assisted reproductive techniques. BJU Int. 2012 Aug;110(4):562-7. doi: 10.1111/j.1464-410X.2011.10781.x. Epub 2012 Jan 5

Valerie Uvin, S De Brucker, M De Brucker, V Vloeberghs, P Drakopoulos, S Santos-Ribeiro, H Tournaye. Pregnancy after vasectomy: surgical reversal or assisted reproduction? Hum Reprod. 2018 Jul 1;33(7):1218-1227. doi: 10.1093/humrep/dey101 (ver)

Preguntas de los usuarios: '¿Por qué solo se aplica la ICSI en casos de biopsia de testículo?', '¿Cuál es el riesgo de embarazo si me hice la vasectomía hace 10 años?', '¿Existen casos de embarazo con vasectomía?', '¿La vasovasostomía se hace en la Seguridad Social?', '¿Cuáles son los riesgos de la vasovasostomía?', '¿Cómo es la recuperación de la vasovasoctomía?' y '¿Cuándo tendré espermatozoides tras la reversión de la vasectomía?'.

Ver más

Autores y colaboradores

 Andrea  Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo
Dr. Javier  Alfonso Grasa
Dr. Javier Alfonso Grasa
Embriólogo Clínico Senior
Licenciado en Veterinaria por la Universidad de Zaragoza, con un Máster en Técnicas de Reproducción Asistida del Hospital Universitario La Fe Valencia y Doctor en Biotecnologia por la Universidad Politécnica Valencia. Certificado de embriólogo clínico senior por la ESHRE y ASEBIR. Más sobre Dr. Javier Alfonso Grasa
 Marta Barranquero Gómez
Marta Barranquero Gómez
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV) y especializada en Reproducción Asistida por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) en colaboración con Ginefiv y en Genética Clínica por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH). Más sobre Marta Barranquero Gómez
Número de colegiada: 3316-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.