Por Zaira Salvador (embrióloga).
Actualizado el 10/07/2018

La depresión después del parto es una situación que se da en las mujeres después de haber dado a luz y que se caracteriza por experimentar una profunda tristeza.

Normalmente, la depresión posparto es un trastorno pasajero que suele ocurrir en el 10% de las mujeres a pesar de que el parto haya ido bien.

Estas mujeres tienen sentimientos contradictorios después del nacimiento del bebé: felicidad por la llegada de su hijo, pero tristeza, melancolía y ganas de llorar por encontrarse emocionalmente débiles.

Tipos

La gran mayoría de mujeres que sufren depresión posparto simplemente experimentan un cuadro leve de este trastorno, el cual aparece 2 o 3 días después del parto y dura unas 2 semanas.

La depresión posparto leve no necesita tratamiento y tampoco tendrá ninguna repercusión en la salud mental de la madre.

No obstante, un pequeño porcentaje de estas mujeres presentará un tipo de depresión posparto más grave, la cual suele aparecer un mes después del parto y puede alargarse en el tiempo.

En este caso, la mujer será incapaz de cuidar de su propio hijo y necesitará ayuda y tratamiento por parte de un profesional médico.

Fases de la depresión posparto

La depresión después del parto, que puede ir de leve a moderada o intensa, aparece con mayor frecuencia en los 3 primeros meses después del nacimiento del bebé.

Dentro de este periodo de tiempo, la mujer pasa por las 3 fases que se describen a continuación:

Primera fase
la madre vuelve a encontrarse a solas consigo misma tras varios meses de tener en su vientre al bebé.
Segunda fase
el protagonismo principal lo tiene el recién nacido y la madre queda relegada a un segundo plano.
Tercera fase
la madre empieza a recuperar la paz al asumir e interiorizar esta nueva situación y aprende a adaptarse a ella.

Después del parto, la mujer necesitará todo el apoyo emocional de su pareja y de las personas más allegadas. En unos días, toda esta situación pasará y, al llegar a casa, la alegría de tener al bebé, las atenciones que éste necesita y el trabajo que requiere harán que los sentimientos se normalicen y se adapten a las circunstancias.

Causas

Las causas exactas de la depresión posparto se desconocen. Sin embargo, los cambios hormonales que la mujer sufre durante el embarazo y después del parto pueden afectar gravemente a su estado de ánimo.

Además, existen otros motivos que pueden llevar a la mujer a esta situación de tristeza:

  • Los cambios en el cuerpo
  • Los cambios en las relaciones sociales y/o laborales
  • La falta de sueño
  • La falta de tiempo para sí misma
  • La preocupación por el bebé y su capacidad para criarlo

También existen algunos factores de riesgo que aumentarán la probabilidad de sufrir depresión posparto como, por ejemplo, ser madre adolescente, haber tenido un embarazo no deseado, ser madre soltera, no tener una buena relación con la pareja o la familia, tener problemas financieros, etc.

Síntomas

Los síntomas de la depresión posparto son muy similares a los de una depresión normal, aunque con algunas particularidades.

Los sentimientos más comunes en estas madres que acaban de dar a luz son ansiedad, irritación, tristeza con llanto e inquietud. Esta situación también se conoce como baby blues y no llega a ser un tipo grave de depresión.

Si estos sentimientos de tristeza no desaparecen o se hacen más extremos, la mujer puede caer en una depresión más intensa que se prolongue en el tiempo, llegando a durar varios meses o incluso años.

Aunque estos casos de depresión posparto son muy escasos, los síntomas más graves o consecuencias negativas son las siguientes:

  • Culpabilidad por sentimientos de rechazo hacia el bebé.
  • Falta de interés en la mayoría de actividades cuotidianas.
  • Dificultad para dormir e insomnio.
  • Falta de apetito.
  • Pérdida de la concentración.
  • Incapacidad para hacer tareas del hogar o en el trabajo.
  • Preocupación desmesurada por el bebé o, por el contrario, falta absoluta de ésta.
  • Miedo a hacer daño al bebé o a sí misma.
  • Miedo a quedarse a solas con el bebé.

Tratamientos

Cuando la mujer o algún miembro cercano de la familia detecte alguno de estos sentimientos o se intuya que la atención del bebé está siendo descuidada, es muy importante recurrir a un profesional médico que pueda ayudar a la madre.

El tratamiento de la depresión posparto es muy sencillo y puede abordarse de las siguientes formas:

Antidepresivos
siempre y cuando éstos no interfieran en la leche materna en caso de estar dando pecho.
Asistencia psicológica
algunas sesiones con un psicólogo experto en este tema pueden venir muy bien a la madre.
Otras terapias no médicas
practicar deportes como el yoga o recibir acupresión puede ayudar a aliviar algunos síntomas de la depresión.

En la mayoría de casos, los profesionales médicos recomiendan la terapia combinada, de forma que deberán seguirse todas las pautas que acabamos de comentar.

Consejos para afrontar la depresión posparto

Tanto si la mujer está recibiendo tratamiento médico como si no, hay algunas recomendaciones que ésta puede hacer en su día a día para combatir la depresión posparto. Las comentamos a continuación:

  • Hablar de los sentimientos y las cosas que preocupan a la madre con algún familiar o persona de confianza.
  • Pedir ayuda en los momentos que se sienta sobrepasada, ya sea para cuidar al bebé o para hacer cualquier otra tarea.
  • Salir a pasear, quedar con alguna amiga fuera de casa o hacer cualquier otra actividad al aire libre.
  • Reservar algún momento del día para relajarse y no hacer nada.
  • No quedarse sola todo el día con el bebé.
  • Empezar a cuidar el físico y no abandonarse completamente.
  • Buscar tiempo para tener intimidad con la pareja.
  • Relacionarse con otras madres o buscar grupos de apoyo para encontrar otras madres con la misma situación.
  • No distanciarse de las amistades que tenía antes del embarazo y de la llegada del bebé.

Cualquier mujer que acabe de dar a luz puede seguir estos consejos, aunque no tenga síntomas de la depresión posparto. De esta manera, será posible evitar que la depresión aparezca más adelante.

Preguntas de los usuarios

¿Cuánto dura la depresión posparto?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

En la mayoría de casos, la depresión posparto dura aproximadamente dos semanas. No obstante, esto no se considera depresión posparto como tal. Muchos profesionales médicos prefieren llamarlo tristeza posparto o baby blues.

Los síntomas más severos aparecen en un 10% de las mujeres que sufren depresión posparto. Este tipo grave de depresión puede durar meses o incluso años si la mujer no sigue un tratamiento adecuado.

¿Qué puede hacer la pareja cuando la madre sufre depresión posparto?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

La depresión después del parto también es una situación complicada para el padre, que muchas veces no sabe cómo reaccionar o proceder. En primer lugar, es necesario que ellos sean comprensivos y que no juzguen las acciones de la madre. Sería conveniente que los padres también hablaran con los médicos o los psicólogos para saber cómo tienen que actuar y ayudar en todo lo que puedan. El apoyo de la pareja es imprescindible para la rápida recuperación de la madre.

Además, los hombres también pueden sufrir depresión posparto. Este tema lo abordamos en el siguiente artículo: La depresión posparto en el hombre.

¿La depresión posparto puede tener algún efecto en el bebé?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Efectivamente, las madres pueden transmitir su estado de ánimo al bebé y que éste se sienta más irritable. Por eso, es muy importante que la madre no esté siempre a solas con el bebé. Los cuidados y afectos de otra persona cercana ayudarán a que el bebé se sienta bien.

La lactancia materna también es de gran ayuda para atenuar el efecto de la depresión en el bebé. No es fácil amamantar cuando la madre tiene la autoestima muy baja y, por esta razón, es conveniente buscar antidepresivos que sean compatibles con la lactancia.

Lectura recomendada

Si acabas de ser madre por primera vez, es posible que te interese conocer los cuidados que necesita tu bebé. Para ello, puedes seguir leyendo aquí: ¿Cómo es el desarrollo del bebé mes a mes?

Asimismo, si necesitas obtener información sobre la lactancia, te recomendamos entrar en el siguiente artículo: Alimentación del bebé.

Si compartes nos ayudas

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Beck, C. T. (1995). The effects of postpartum depression on maternal-infant interaction: a meta-analysis. Nursing Research, 44, 298-304.

Caplan, H. L., Cogill, S. R., Alexandra, H., Robson, K. M., Katz, R., & Kumar, R. (1989). Maternal depression and the emotional development of the child. British Journal of Psychiatry, 154, 818-822.

Cooper, P. J. & Murray, L. (1997). The impact of psychological treatments of postpartum depression on maternal mood and infant development. In L.Murray & P. J. Cooper (Eds.), Postpartum depression and child development (pp. 201-220). New York: Guilford Press.

Field, T. (1998). Maternal depression effects on infants and early interventions. Preventive Medicine, 27, 200-203.

Horowitz, J. A., Bell, M., Trybulski, J., Munro, B. H., Moser, D., Hartz, S. A. et al. (2001). Promoting responsiveness between mothers with depressive symptoms and their infants. J.Nurs.Scholarsh., 33, 323-329.

McMahon, C., Barnett, B., Kowalenko, N., Tennant, C., & Don, N. (2001). Postnatal depression, anxiety and unsettled infant behaviour. Australian and New Zealand Journal of Psychiatry, 35, 581-588.

Murray, L. & Cooper, P. (1997a). Effects of postnatal depression on infant development. Arch.Dis.Child, 77, 99-101.

Newport, D. J., Hostetter, A., Arnold, A., & Stowe, Z. N. (2002). The treatment of postpartum depression: minimizing infant exposures. Journal of Clinical Psychiatry, 63 Suppl 7, 31-44.

Stewart, D.E., Robertson, E., Dennis, C-L., Grace, S.L., & Wallington, T. (2003). Postpartum depression: Literature review of risk factors and interventions.

Wisner, K. L., Parry, B. L., & Piontek, C. M. (2002). Clinical practice. Postpartum depression. N.Engl.J.Med., 347, 194-199.

Ver más

Autores y colaboradores

 Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y especialista en reproducción asistida con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia. Más sobre Zaira Salvador
Número de colegiada: 3185-CV
Síguenos en nuestras redes

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.

Un comentario

    1. angela

      hola eso puede sucederle a uno en cada embarazo m intereza mucho saberlo gracias