Fiebre puerperal o posparto

La fiebre puerperal se diagnostica cuando se detecta una temperatura superior a 38ºC, en dos ocasiones separadas al menos por seis horas, en las 24 horas posteriores al parto hasta 6 semanas posparto.

En las primeras 24 horas la temperatura debe ser superior a 38.5 ºC para considerarla importante.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Índice

Fiebre puerperal o posparto

Es la tercera causa de muerte materna y se suele dar en mujeres con antecedentes de infecciones de vías urinarias o vaginales, o que sufrieron ruptura prematura de membrana, trabajos de parto prolongados o fueron sometidas a cesáreas.

Fiebre posparto

Causas de la fiebre puerperal

Está provocada por la falta de higiene en la atención durante el parto o el puerperio, o bien porque una parte de la placenta ha quedado en el útero.

Las principales causas que pueden provocar fiebre puerperal son:

  • Endometriosis puerperal: infección bacteriana del tejido endometrial.
  • Infección de herida quirúrgica (cesárea o episiotomía).
  • Mastitis puerperal: infección del parénquima mamario. Relacionado con la lactancia materna.
  • Otras infecciones sistémicas

Pueden producirse complicaciones locales como celulitis pélvica, tromboflevitis pélvica, peritonitis o abscesos pélvicos. Los microorganismos causantes suelen ser Streptococcus agalactiae, Streptococcus pyogenes o Escherichia coli.

Diagnóstico y tratamiento

Para el diagnóstico del origen de la fiebre se deben identificar los factores de riesgo intrínsecos de la madre y los factores de riesgo relacionados con el parto. También se lleva a cabo una exploración física ginecológica y por sistemas.

Se pueden realizar otras pruebas complementarias como analíticas, hemocultivos, cultivo endometrial, etc.

Para el tratamiento del cuadro febril de origen desconocido se utilizan antibióticos como la amoxicilina o la gentamicina.

Si se determina la causa que provoca la fiebre se llevará a cabo un tratamiento apropiado para cada patología.

Acudir a urgencias

Es fundamental mantener una buena higiene íntima durante el puerperio para evitar posibles infecciones. Se recomienda lavar y desinfectar los genitales externos al menos 2 o 3 veces al día.

Por otro lado, si se presentan síntomas y la infección no se trata puede llegar a causar la muerte. Por tanto, es necesario acudir a un centro hospitalario y no automedicarse.

Un comentario

  1. usuario
    Reginaldo Sarría

    Pudiera ser donante de órganos una puérpera?

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar