Por (embrióloga).
Actualizado el 07/10/2007

El nuevo protocolo de la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia), fomentado por el Ministerio de Sanidad, se ha presentado en octubre de 2007.

Este nuevo protocolo establece las mejoras que se deben efectuar durante la atención en el parto y recomienda la mínima intervención durante éste.

Hasta el momento se efectúan de forma rutinaria algunos procedimientos que no siempre aportan un beneficio, como son los enemas, las episiotomías, rasurar, la epidural, la cesárea, entre otros.

Para abolirlos se propone informar a las pacientes, desde el principio, de todas las actuaciones y posibilidades. De esta forma la paciente puede conocer las opciones existentes y elegir.

Se pretende reducir la medicalización, es decir, que los partos sean mínimamente medicalizados. Para ello, se propone crear una sala específica donde la mujer embarazada pueda relajarse y sentirse confortada; allí se desarrollaría todo el proceso del parto (dilatación y expulsión) siempre y cuando no se presenten complicaciones.
Esto, además, evitaría la entrada en quirófano.

Se formula la fomentación del parto en casa, siempre que se disponga de mecanismos para el traslado inmediato al hospital en caso de que surgiera alguna complicación, tal y como se hace en Dinamarca y Holanda.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Neus Ferrando
Neus Ferrando
Embrióloga
Licenciada en Biología por la Universidad de Valencia (UV). Postgrado en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UHM) con experiencia como responsable de laboratorio de Embriología y Andrología en el Centro Médico Manzanera. Más sobre Neus Ferrando

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.