Por Sarai Arrones (embrióloga).
Actualizado el 06/01/2014

El parto vaginal es la mejor vía de parto para la mujer y el recién nacido, ya que supone un menor riesgo de lesiones para ambos y ayuda a la adaptación del bebé al nuevo medio. Sin embargo, alrededor de un 20% de los partos vaginales causa algún tipo de lesión perineal.

Es importante para evitar o minimizar este tipo de lesiones, la prevención durante el embarazo y las correctas maniobras durante el parto.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Tipos de lesiones producidas en el parto

La clasificación de los tipos y grados de desgarro que se producen dependen de la afectación o no de los esfínteres.

Las lesiones más leves son las de la piel perineal y los músculos del periné. Estas son las más habituales y no tienen repercusión.

Las lesiones más graves afectan a los esfínteres, bien al externo e interno o bien al anal y al mucoso en los casos más graves. Su incidencia es baja y sólo afectan a un 0,03% de los casos.

Es imprescindible tratarlos correctamente dada la repercusión que pueden tener a largo plazo en la salud de la madre.

Lesiones perineales

Prevención y correcto diagnóstico

La mejor forma de evitar el desgarro perineal y del esfínter anal es la prevención, es decir, evitar que se produzca. Esto se consigue mediante la preparación de la madre antes del parto, así como de unas adecuadas maniobras durante este proceso.

Las maniobras de prevención del desgarro se centran en tres puntos: proteger el periné; realizar la episiotomía sólo cuando sea necesario y con un ángulo alejado del esfínter anal; y, si fuese necesario el uso de ventosas o fórceps, utilizar preferentemente la ventosa para evitar lesiones del esfínter.

Si a pesar de todo se acaba produciendo un desgarro, el correcto diagnóstico en ese momento y una sutura adecuada evita posibles efectos a largo plazo como la incontinencia de heces o la disfunción del suelo pélvico.

Si compartes nos ayudas

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Sarai Arrones
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV). Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la UV en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Curso de especialización en criopreservación de gametos, embriones y tejidos animales. Embrióloga en activo especializada en Reproducción Asistida. Más sobre Sarai Arrones
Síguenos en nuestras redes

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.