Infertilidad femenina por problemas en la glándula tiroides

La glándula tiroides tiene un papel muy importante en la fertilidad femenina, ya que produce hormonas que interactúan con las hormonas sexuales de la mujer: los estrógenos y la progesterona.

Por tanto, las hormonas tiroideas también ejercen su función en la regulación del ciclo menstrual, el desarrollo folicular y el embarazo, entre otros procesos.

Un mal funcionamiento de la glándula tiroides puede producir un desequilibrio metabólico, ya sea por haber un exceso de hormonas tiroideas (hipertiroidismo) o por la producción de una cantidad insuficiente (hipotiroidismo).

Ambas alteraciones pueden ser causa de infertilidad, así como dar lugar a complicaciones durante el embarazo que podrían incluso terminar en aborto.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Para que sirve la glándula tiroides?

La tiroides es una glándula en forma de mariposa situada en el cuello, justo por delante de la tráquea.

Su función principal es actuar sobre todos los tejidos del cuerpo regulando el metabolismo, a través de la producción, almacenamiento y secreción de las siguientes hormonas:

  • La tiroxina (T4)
  • La triyodotironina (T3)

En concreto, las hormonas tiroideas regulan el consumo de oxígeno, la producción de proteínas, la sensibilidad a otras hormonas y muchos procesos más.

A su vez, la producción de hormonas tiroideas está regulada por la hormona TSH, también llamada tirotropina u hormona estimulante de tiroides, liberada por la glándula pituitaria en el cerebro.

Alteraciones de la tiroides

Los problemas de tiroides son considerados una enfermedad endocrina que afecta a cualquier sistema orgánico del organismo, incluido el sistema reproductor en mujeres en edad fértil.

Cuando existe una alteración en la producción de hormonas tiroideas, se produce un desequilibrio de las hormonas reproductivas. Las consecuencias de esto son los siguientes trastornos relacionados con la fertilidad de la mujer:

Por estas razones, el análisis de las hormonas tiroideas es una de las primeras pruebas que se hace cuando una mujer tiene problemas para conseguir un embarazo.

Las alteraciones tiroideas se clasifican en dos grandes grupos en función de la actividad de la glándula tiroides y el nivel de hormonas secretadas. Los comentamos a continuación:

Hipertiroidismo

Consiste en la producción y liberación de una cantidad excesiva de hormonas tiroideas debido a la hiperactividad de la glándula tiroides.

La consecuencia de esto es una aceleración del metabolismo, con la aparición de los siguientes síntomas:

  • Aumento de la frecuencia cardiaca
  • Pérdida acelerada de peso
  • Sudoración excesiva
  • Ansiedad y nerviosismo
  • Mayor sensibilidad al calor
  • Irritabilidad e insomnio
  • Evacuaciones intestinales frecuentes
  • Temblor en las manos
  • Debilidad muscular
  • Pérdida o rotura del cabello
  • Menstruación irregular o ausencia total de ciclos menstruales

Las hormonas T3 y T4 secretadas por la tiroides en grandes cantidades ejercen una función de retroalimentación sobre el cerebro e inhiben la producción de TSH para que deje de estimular a la tiroides.

Hipotiroidismo

En este caso, la glándula tiroides disminuye su actividad y, como consecuencia, no hay una suficiente producción de hormonas tiroideas.

El metabolismo se vuelve más lento, lo que provoca la aparición de los siguientes síntomas:

  • Disminución del ritmo cardiaco
  • Debilidad o fatiga
  • Aumento acelerado de peso
  • Baja concentración y capacidad de memoria
  • Mayor sensibilidad al frío
  • Dolor muscular o articular
  • Piel pálida o reseca
  • Estreñimiento
  • Depresión
  • Hiperprolactinemia
  • Periodos menstruales irregulares y con poco sangrado
  • Anovulación

Cuando el nivel de las hormonas tiroideas disminuye, aumenta la TSH liberada por la hipófisis para tratar de aumentar la actividad de la glándula tiroides al máximo.

Causas

Existen multitud de causas que pueden provocar la alteración de hormonas tiroideas. En general, el mal funcionamiento de la propia glándula tiroides o los trastornos del hipotálamo y la hipófisis son las causas directas de estas alteraciones.

En cuanto al hipertiroidismo, el 70% de los casos son provocados por la enfermedad de Graves, en la que se generan anticuerpos que estimulan el crecimiento de la tiroides y, como consecuencia, hay un aumento en la secreción de hormonas tiroideas.

Otras causas de hipertiroidismo son las siguientes:

  • Dieta con exceso de yodo
  • Tiroiditis: inflamación de la tiroides
  • Nódulos o quistes en la tiroides
  • Tumores benignos en la hipófisis

En relación al hipotiroidismo, la causa más común es la tiroiditis provocada por una alteración del sistema inmunitario. Esta enfermedad autoinmune se conoce como tiroiditis de Hashimoto, en la que se crean anticuerpos que atacan a la glándula tiroides.

Otras causas de hipotiroidismo son las siguientes:

  • Cirugía en la que se elimina la glándula tiroides o parte de ella
  • Terapias radioactivas contra el cáncer
  • Fármacos como la amiodarona y el litio
  • Dieta con falta de yodo
  • Defectos congénitos

Si te interesa leer más sobre este tema, puedes seguir leyendo en el siguiente post: Hipotiroidismo y embarazo.

Diagnóstico

En primer lugar, es importante prestar atención a los signos y síntomas que provocan el hipotiroidismo e hipertiroidismo para comentárselos al endocrino. Éste, además, tomará medidas de la presión arterial, peso, temperatura, etc.

También en necesario que el endocrino evalúe el tamaño de la glándula tiroides mediante la palpación del cuello para saber si es más grande o pequeña de lo normal.

Por último, un análisis de sangre para medir el nivel de la hormona TSH es la prueba más fiable para diagnosticar los problemas de tiroides.

El valor normal de TSH en la sangre se encuentra en un rango de 0.5 y 4.7 mU/ml.

Por tanto, un nivel de TSH mayor de 4.7 mU/ml indica que hay una producción insuficiente de hormonas tiroideas (hipotiroidismo), mientras que un nivel de TSH inferior a 0.5 mU/ml confirma que la producción de estas hormonas es excesiva (hipertiroidismo).

En ocasiones, es recomendable hacer un ultrasonido de la glándula tiroides para descartar la presencia de de nódulos o quistes.

Tratamiento

Una vez se ha diagnosticado una disfunción en la glándula tiroides, el tratamiento aplicado dependerá de si se pretende aumentar o disminuir su actividad o producción hormonal:

Hipertiroidismo
administración de medicamentos antitiroideos para reducir la cantidad de T3 y T4 y aliviar los síntomas. En algunas casos, es necesario aplicar yodo radioactivo para destruir partes de la glándula tiroides o incluso la cirugía para extirparla.
Hipotiroidismo
administración de hormonas tiroideas sintéticas como la levotiroxina (Eutirox). El médico indicará tomar el fármaco en dosis crecientes hasta que se consiga estabilizar el metabolismo y el correcto funcionamiento de la tiroides.

Tras seguir el tratamiento adecuado, es posible reinstaurar el ciclo ovárico de la mujer y que tenga lugar un embarazo natural. También disminuirá el riesgo de aborto durante el primer trimestre de gestación y los problemas fetales asociados, además de aumentar la libido y el estado de ánimo de la paciente.

Si aún con la regulación hormonal no se equilibran los niveles hormonales, será necesario recurrir a técnicas de reproducción asistida para conseguir el embarazo. En concreto, la fecundación in vitro (FIV) es la que mejor resultados ofrece.

Una vez conseguido el embarazo, la mujer tendrá que acudir periódicamente al especialista para llevar a cabo un seguimiento de la glándula tiroides y así mantener los niveles hormonales bajo control.

En Reproducción Asistida ORG podemos ofrecerte un precio especial en tratamientos de fertilidad gracias a nuestros convenios con clínicas españolas. Puedes encontrar más información en la Sección de Promociones, además de una primera visita gratuita:

Preguntas de los usuarios

¿Cómo debe ser la alimentación para regular los problemas de tiroides?

La glándula tiroides necesita un adecuado aporte de yodo, selenio y vitaminas para su correcto funcionamiento. Por tanto, será necesario llevar una dieta sana y equilibrada para regular la tiroides, a base de frutas y verduras frescas y pescados ricos en omega-3.

También es muy importante reducir el consumo de alimentos procesados como las patatas fritas y los refrescos, así como la ingesta de azúcar.

¿Qué es el hipotiroidismo subclínico?

El hipotiroidismo subclínico consiste en una fase previa al hipotiroidismo común en la que los niveles de T3 y T4 aún se encuentran dentro de la normalidad, pero con la TSH ya elevada. Esto se debe a que el aumento de TSH es suficiente para mantener el correcto funcionamiento de la glándula tiroides y, por tanto, aún no se manifiestan los síntomas característicos de esta alteración tiroidea.

Por está razón, es necesario analizar el valor de la TSH en sangre cuando hay problemas de infertilidad sin causa aparente.

¿Los problemas de tiroides también provocan infertilidad en los hombres?

Sí, aunque no es tan común como en la mujeres. Las alteraciones tiroideas influyen en la producción y maduración de los espermatozoides, son una causa de teratozoospermia y, además, también pueden provocar disfunción eréctil y disminución de la libido.

Lectura recomendada

Además de las hormonas tiroideas, las pruebas de fertilidad incluyen la analítica de todas las hormonas que actúan en el ciclo menstrual de la mujer. Te recomendamos leer el siguiente post para más información sobre esto: Análisis hormonal en la mujer.

Si necesitas hacer un tratamiento de reproducción asistida como la FIV y necesitas información, puedes entrar en el siguiente artículo para seguir la lectura: ¿Qué es la FIV y cuál es su precio?

4 comentarios

  1. usuario
    adelmeira

    El hipotiroidismo es una enfermedad de por vida?? Y siempre va a ser un obstaculo para salir embarazada??

    • usuario
      Tamar

      hola adelmira, el hipotiroidismo si corresponde a una enfermedad de por vida pero no será un obstáculo gigante si es que te cuidas con las pastillas correspondientes, las cuales regularizan el hipo, es decir la baja cantidad de hormona en tu cuerpo

  2. usuario
    lorena

    Riesgos de tener un embarazo. Si él hombre padece hipotiroidismo. Consecuencias.

  3. usuario
    Ana María

    a mi me ocurrió eso, me costaba quedar embarazada y al fina el médico vio que tenía hipertiroidismo, hace poco que comencé a tratarme pero me dijreron que un par de meses lo voliera a intentar, a ver si hay suerte…

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies