¿Qué es la hiperprolactinemia? – Causas, síntomas y tratamiento

Por (embrióloga) y (embrióloga).
Actualizado el 25/11/2018

La hiperprolactinemia es una alteración hormonal que puede ocurrir tanto en los hombres como en las mujeres.

No obstante, es más común encontrar la hiperprolactinemia como una causa de esterilidad femenina, pues el exceso de la hormona prolactina provoca alteraciones en el ciclo menstrual y anovulación.

Las causas de este trastorno son muy diversas, desde las situaciones normales del embarazo y la lactancia hasta la aparición de tumores benignos en la hipófisis.

La hormona prolactina

La prolactina (PRL) es una hormona secretada por la hipófisis, una glándula situada en la base del cerebro. Su función principal es estimular la producción de calostro y leche materna en las glándulas mamarias después del parto.

Por otra parte, la prolactina también está implicada en la síntesis de progesterona durante la fase lútea del ciclo menstrual.

Aunque el nivel de la hormona prolactina suele incrementarse durante el embarazo y la lactancia, lo normal es que una mujer adulta tenga unos valores entre 0 y 20 ng/ml.

La hiperprolactiemia es una patología caracterizada por el aumento de la hormona prolactina en sangre, con una concentración mayor a 30 ng/ml.

Los niveles anómalos de prolactina en sangre pueden alterar el ciclo menstrual, producir anovulación y, como consecuencia, infertilidad.

En concreto, el exceso de prolactina inhibe la secreción de la GnRH (hormona liberadora de gonadotropinas), por lo que a su vez se ve afectada la producción de las hormonas FSH y LH, encargadas del desarrollo folicular y ovulación.

También es habitual que las mujeres con el síndrome de ovarios poliquísticos (SOP) presenten hiperprolactinemia debido al incremento de la producción de estrógenos.

Causas

Como ya hemos comentado, el embarazo es la principal causa de hiperprolactinemia en la mujer. Durante la gestación, el nivel de prolactina puede aumentar hasta los 300 ng/ml.

Lo mismo ocurre durante la lactancia materna, en la que el bebé produce una estimulación del pezón al succionar la leche y esto provoca un bloqueo continuo en la secreción de dopamina. Como consecuencia, la disminución de dopamina hace que se secrete más prolactina, ya que ambas hormonas están reguladas por un sistema de feedback negativo.

No obstante, éstas son situaciones fisiológicas normales en la vida de la mujer en las que el aumento de prolactina en sangre es transitorio, al igual que ocurre durante el sueño profundo, el ejercicio físico o el orgasmo. Una vez terminada la lactancia, la prolactina volverá a niveles normales y el ciclo menstrual se restablecerá.

Por otra parte, la hiperprolactinemia puede tener algunas causas patológicas, como son las siguientes:

  • Hipotiroidismo
  • Adenomas hipofisarios (prolactinomas)
  • Insuficiencia renal crónica
  • Síndrome de ovarios poliquísticos
  • Hiperandrogenismo
  • Anorexia nerviosa
  • Estrés y ansiedad
  • Esclerosis múltiple
  • Cáncer y tumores de pituitaria

También existe un tipo de hiperprolactinemia iatrogénica, causada por factores externos como drogas neurolépticas, antidepresivos, ansiolíticos, tranquilizantes, opiáceos (derivados de la morfina), etc. Todas estas drogas disminuyen la acción y la síntesis de dopamina.

Por último, las pastillas anticonceptivas orales con estrógenos también pueden producir un aumento moderado de la prolactina circulante en sangre.

Síntomas

A continuación, vamos a nombrar los signos y síntomas más importantes de la hiperprolactinemia:

  • Galactorrea: secreción de leche por las glándulas mamarias. Ocurre en el 30% de los casos.
  • Amenorrea primaria o secundaria: desaparición de la menstruación.
  • Cefaleas y alteraciones del campo visual. Estos síntomas aparecen por causas tumorales.
  • Hirsutismo, en caso de que la mujer presente SOP y/o hiperandrogenismo.
  • Osteroporosis, sobre todo en casos de hipogonadismo.
  • Disminución de la libido y sequedad vaginal.
  • Infertilidad, principalmente por anovulación crónica.

No es necesario que la mujer presente todos estos síntomas a la vez para hacer un diagnóstico de hiperprolactinemia. En ocasiones, solamente tienen lugar los más comunes.

La reproducción asistida, como cualquier tratamiento médico, requiere que confíes en la profesionalidad de los médicos y la clínica que elijas, ya que, evidentemente, no todos son iguales.

Esta "herramienta" te enviará un informe totalmente personalizado, con la información detallada del tratamiento que necesitas, las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

Diagnóstico

La primera prueba diagnóstica que debe hacerse en cualquier paciente con sospecha de hiperprolactinemia es la determinación en sangre de los niveles de prolactina.

Para ello, hay que hacer un análisis de sangre entre el tercer y quinto día del ciclo menstrual, cuando los ovarios están en reposo y las hormonas en niveles basales.

Como hemos indicado anteriormente, niveles superiores a 30 ng/ml de prolactina en sangre indican un trastorno de hiperprolactinemia. En caso de obtener un resultado de prolactina entre los 20 y 40 ng/ml, será necesario repetir el análisis para confirmar el diagnóstico.

Además, es importante hacer una anamnesis y revisar la historia clínica de la paciente para determinar la causa de esta alteración hormonal. En primer lugar hay que descartar el embarazo, así como tener en cuenta si la paciente toma anticonceptivos orales, fármacos ansiolíticos, antidepresivos, etc.

Por último, también es importante descartar la presencia de algún tumor hipofisario mediante tomografía axial computarizada (TAC) o resonancia magnética nuclear (RMN), sobre todo si la hiperprolactinemia no está asociada a un hipotiroidismo.

Un valor de prolactina en sangre superior a 200 ng/ml en una mujer no embarazada puede ser indicativo de tumor hipofisiario.

En caso de no encontrar la causa de la prolactina alta después de haber realizado todas las pruebas, se indicará a la paciente que sufre una hiperprolactinemia idiopática.

Tratamiento

Antes de iniciar un tratamiento para bajar el nivel de la prolactina en sangre, es necesario conocer la causa exacta de este trastorno hormonal.

En caso de fármacos o drogas que estén causando la hiperprolactinemia, bastará con dejar de tomar estas sustancias para restablecer los niveles normales de prolactina.

Si la prolactina alta es consecuencia de un hipogonadismo, el endocrino podría indicar un tratamiento sustitutivo con hormonas tiroideas.

Ante otras situaciones, como los adenomas hipofisarios o prolactinomas, el tratamiento de la hiperprolactinemia se basa en la administración de fármacos agonistas dopaminérgicos, como la cabergolina o la bromocriptina. Estas sustancias actúan como la dopamina, inhibiendo la producción de prolactina en la hipófisis.

Generalmente, este tipo de tratamientos son los más utilizados con el fin de restablecer pronto los niveles de prolactina y restaurar la fertilidad, sobre todo en pacientes jóvenes que desean el embarazo. No obstante, la mujer puede pasarse meses o incluso años con estos medicamentos.

En caso de no funcionar los tratamientos farmacológicos o si se localizan prolactinomas de gran tamaño, es posible que sea necesario recurrir a la cirugía o a la radioterapia para extirpar el tumor. Ésta última es menos utilizada, ya que hace falta un tratamiento muy largo para que los niveles de prolactina se normalicen.

Preguntas de los usuarios

¿La hiperprolactinemia también puede aparecer en los hombres?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Sí, aunque es menos común. En este caso, se considera que un hombre sufre hiperprolactinemia cuando su nivel de hormona prolactina en sangre es superior a los 20 ng/ml.

Las principales manifestaciones clínicas de la hiperprolactinemia en los varones son la disfunción eréctil, la disminución de la libido, la ginecomastia y la infertilidad.

¿La hiperprolactinemia engorda?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Puede ser. Esto se debe a que las irregularidades de la hormona prolactina podrían influir en otras rutas metabólicas relacionadas con el aumento de peso.

¿La hiperprolactinemia se cura?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Esto depende de la causa exacta que esté provocando el aumento de la hormona prolactina.

Cuando el exceso de prolactina se debe a causas fisiológicas como el embarazo o la lactancia, los niveles normales de esta hormona se restablecerán tan pronto como la madre deje de amamantar y recupere sus ciclos menstruales regulares.

En caso de existir una causa patológica, es posible que la mujer tenga que convivir durante largos periodos de tiempo con la hiperprolactinemia. No obstante, los fármacos antagonistas de la dopamina pueden ayudar a conseguir unos niveles normales de prolactina es estos casos.

Lectura recomendada

Aparte de la prolactina, existen otras hormonas involucradas en el sistema reproductor femenino que pueden causar infertilidad. Si te interesa obtener más información sobre este tema, puedes seguir leyendo aquí: Análisis hormonal en la mujer.

Por otra parte, si quieres saber más sobre la lactancia y la inhibición del ciclo menstrual durante la misma, te recomendamos acceder al siguiente post: Alimentación del bebé: ¿leche materna o biberón?

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Freeman ME, Kanyicska B, Lerant A, Nagy G. Prolactin: structure, function, and regulation of secretion. Physiol. Rev. 2000;80:1523-1631.

Grattan DR. Behavioural significance of prolactin signalling in the central nervous system during pregnancy and lactation. Reproduction. 2002;123:497-506.

Melgar V, Espinosa E, Sosa E, Rangel MJ, Cuenca D, Ramírez C, Mercado M. Current diagnosis and treatment of hyperprolactinemia. Rev Med Inst Mex Seguro Soc. 2016 Jan-Feb;54(1):111-21.

Melmed S, Casanueva FF, Hoffman AR, Kleinberg DL, Montori VM, Schlechte JA, Wass JA; Endocrine Society. Diagnosis and treatment of hyperprolactinemia: an Endocrine Society clinical practice guideline. J Clin Endocrinol Metab 2011;96(2):273-288.

Preguntas de los usuarios: '¿La hiperprolactinemia también puede aparecer en los hombres?', '¿La hiperprolactinemia engorda?' y '¿La hiperprolactinemia se cura?'.

Ver más

Autores y colaboradores

 Cristina Mestre
Cristina Mestre
Embrióloga
Licenciada en Ciencias Biológicas, Genética y Reproducción Humana por la Universidad de Valencia (UV). Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la UV con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Embrióloga en IVI Barcelona. Más sobre Cristina Mestre
 Zaira Salvador
Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Biotechnology degree en la National University of Ireland en Galway (NUIG) y embrióloga especialista en Medicina Reproductiva con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) Más sobre Zaira Salvador
Número de colegiada: 3185-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.