Métodos anticonceptivos durante la lactancia

La lactancia es un periodo de reposo ovárico en la mujer, durante el embarazo, y tras el parto si se opta por la lactancia materna del recién nacido, se mantiene el cese del ciclo menstrual, los ovarios quedan latentes y no se producen los ciclos hormonales típicos de la etapa fértil de la mujer.

Durante la lactancia, el cuerpo mantiene esa inactividad ovárica para evitar un embarazo mientras el bebé es lactante, es una regulación natural anticonceptiva. Esta latencia de los ovarios viene dada por la concentración elevada de la hormona prolactina, que se segrega durante la lactancia y que tiene una autorregulación positiva por la succión del pezón del niño.

Métodos naturales anticonceptivos en la lactancia

La prolactina inhibe la hormona GnRH, hormona liberadora de gonadotrofinas, y su ausencia impide la secreción de FSH, hormona folículo estimulante y LH, hormona luteinizante, las hormonas responsables de la maduración de los folículos en los ovarios.

La prolactina, cuyos picos son muy intensos durante los primeros meses de lactancia, va disminuyendo su intensidad a lo largo del tiempo y esta reducción se hace mucho más acusada en el momento en el que la lactancia pasa de ser exclusiva a combinarse con otros alimentos. Cuando los picos de prolactina se van espaciando, la hormona GnRH vuelve a funcionar, pudiendo provocar la ovulación. Por tanto, la fiabilidad anticonceptiva del periodo lactante no es total, y si se quieren mantener relaciones sexuales es de interés conocer aquellos compatibles con la lactancia.

Métodos anticonceptivos compatibles con la lactancia

Si se desea una anticoncepción sin el uso de barreras físicas, es necesario que la composición del anticonceptivo no afecte a la producción de leche materna ni sea nocivo para el lactante.

Anticonceptivos en la lactancia

Minipíldora

Se trata de una píldora de toma diaria que inhibe la ovulación y espesa el moco cervical, impidiendo el paso de los espermatozoides. Contiene gestágenos en exclusiva y no afecta a la producción de leche, por lo que es segura para el lactante. Su eficacia es algo menor que la píldora combinada con estrógenos, y pueden producirse hemorragias leves.

Implante subdérmico

Consiste en una varilla de unos cuatro centímetros que se implanta bajo la piel del antebrazo, contiene únicamente gestágenos, y va liberando la hormona paulatinamente, protegiendo del embarazo durante 3 años. El implante puede implantarse en el periodo de lactancia.

Inyección trimestral

Es una inyección que dura 12 semanas y contiene progesterona.

DIU de liberación hormonal

Es un dispositivo que se coloca en el útero y segrega levonorgestrel, una forma sintética de la progesterona. Su inserción puede realizarse tras 6 semanas del parto, no antes. Tiene ventajas sobre el DIU de cobre convencional, como unas reglas más ligeras e incluso inexistentes.

Píldora del día después

Sólo contiene progesterona y no se debe usar como anticonceptivo regular, sino como un método de emergencia. Tiene un 85% de eficacia.

En todos los casos, se debe de consultar al ginecólogo cuál es la solución más adecuada para cada caso, pero, de modo general, los anticonceptivos hormonales que no contengan estrógenos son los compatibles con el periodo de lactancia.

La lactancia como método anticonceptivo

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar