Factor cervical: esterilidad femenina por anomalías en el cérvix

Por (ginecólogo) y (embrióloga).
Actualizado el 03/09/2018

El cuello uterino o cérvix es la parte inferior del útero, la cual conecta la vagina con la cavidad uterina.

Su principal función es actuar como barrera inicial frente a la entrada de espermatozoides en el aparato reproductor femenino durante el coito.

El cérvix también es el canal de salida de la sangre durante la menstruación.

Infertilidad de origen cervical

El cérvix es el canal que comunica la vagina con el útero. Su medida aproximada es de 3 cm y tiene dos funciones destacadas relacionadas con la fertilidad:

  • Es el lugar por el que entran los espermatozoides en su camino para fecundar el óvulo
  • Es el conducto por el que nace el bebé después de 40 semanas de gestación durante un parto vaginal.

Cualquier alteración en el cuello uterino puede implicar un problema de esterilidad. No obstante, solamente entre el 5 y el 10% de las parejas con dificultad para conseguir un embarazo presentan infertilidad causada por factor cervical.

Además de la estructura del cérvix en sí, en el interior del cuello uterino encontramos un componente clave para la fertilidad femenina: el moco cervical. A continuación, vamos a comentar cuáles son sus funciones y características.

El moco cervical

El moco o flujo cervical es una sustancia mucosa liberada por el cérvix, cuyo aspecto y consistencia varían en función del momento del ciclo menstrual de la mujer por el efecto de las hormonas sexuales.

Las principales funciones del moco cervical son las siguientes:

  • Cambiar su consistencia de más espesa a más acuosa para permitir el paso de los espermatozoides en el momento de la ovulación
  • Proteger a los espermatozoides del ambiente vaginal
  • Seleccionar a los espermatozoides más aptos para la fecundación, dejando atrás aquellos defectuosos y con la movilidad afectada
  • Capacitación del semen: nutrición de los espermatozoides y separación de los componentes del semen

En resumen, el moco cervical actúa como primer filtro de entrada de los espermatozoides en el útero.

En los días próximos a la ovulación, el moco cervical es líquido y abundante por la influencia de los estrógenos. Después de los días fértiles, este moco se vuelve escaso, viscoso y espeso cuando empieza la liberación de la progesterona.

Si quieres obtener más información sobre el flujo cervical y cómo indica el periodo fértil de la mujer, puedes seguir leyendo en el siguiente post: ¿Cómo es el moco cervical en el periodo fértil?

Alteraciones del cuello uterino

Las alteraciones del cérvix que pueden llevar a esterilidad por un factor cervical se pueden diferenciar en anatómicas o funcionales.

En ambos casos, la correcta migración de los espermatozoides hacia el útero y las trompas de Falopio se encuentra afectada.

Alteraciones anatómicas

Como consecuencia de estas patologías, se produce normalmente una obstrucción en el cuello uterino. Las comentamos a continuación:

Anomalías en el desarrollo
tienen lugar desde el nacimiento como consecuencia de defectos en la fusión de los conductos de Müller. Por ejemplo, la duplicación del cuello uterino, la agenesia cervical o la hipoplasia cervical.
Tumoraciones
como pólipos, miomas o quistes. Normalmente, su origen es benigno y pueden ser eliminados con una intervención quirúrgica. El caso más grave sería el cáncer cervical, el cual puede ser producido por una infección del virus del papiloma humano (VPH).
Traumatismos
pueden ser producidos por una cirugía o aparecer de manera ocasional. Por ejemplo, los desgarros, las perforaciones, las fístulas o la incontinencia de los orificios interno y externo.
Cervicitis
inflamación del cuello del útero aguda o crónica. Generalmente, está causada por infecciones microbianas como clamidia, Trichomonas vaginalis, cándida o micoplasma.

Existen otras alteraciones a nivel de cuello uterino. No obstante, su repercusión en la fertilidad de la mujer es mínima o con una incidencia muy baja.

Alteraciones funcionales

Hacen referencia a la variación de las características del moco cervical, como su consistencia, cantidad, acidez, etc.

Cualquier alteración en el flujo cervical puede impedir la entrada de los espermatozoides a la cavidad uterina y, por tanto, causar infertilidad.

Las causas que provocan alteraciones en el moco cervical son las siguientes:

Liberación de estrógenos insuficiente
si durante la fase folicular del ciclo menstrual no se produce una cantidad adecuada de estrógenos por parte del ovario, el moco cervical se queda más espeso y no permite el paso de los espermatozoides cuando tiene lugar la ovulación.
Medicamentos
el citrato de clomifeno tiene una acción antiestrogénica en los ovarios.
Infecciones
la invasión de microorganismos en el cérvix también provoca una alteración del moco, además de la inflamación de las paredes cervicales.
Anticuerpos antiespermatozoides
su presencia en el moco cervical también es consecuencia de una infección.

Si quieres conocer con más detalle el papel de los estrógenos en el ciclo menstrual femenino, te recomendamos leer el siguiente post: Los estrógenos.

Pruebas diagnósticas

Normalmente, no se hacen estudios del factor cervical de manera rutinaria en las mujeres con problemas de esterilidad. Sin embargo, si la mujer tiene síntomas o sospecha que puede tener alguna alteración a nivel del cérvix, es posible hacer las siguientes pruebas:

Test postcoital (TPC) o de Sims-Huhner
se estudia la presencia o ausencia de espermatozoides móviles en el moco cervical después de las relaciones sexuales.
Cultivos microbiológicos
para confirmar si existe alguna infección bacteriana.
Prueba de permeabilidad cervical
se introduce una cánula para comprobar si pasa con facilidad o existe alguna obstrucción.
Test inmunológico in vitro
se evalúa la interacción moco-semen, sus características, la capacidad de los espermatozoides para atravesar el moco cervical y se comprueba la presencia de anticuerpos antiespermatozoides en ambos fluidos.
Histeroscopia
se observa el interior del cuello uterino gracias a la introducción de una cámara.

Previamente a estas pruebas, el ginecólogo hace una exploración física y una ecografía en todas las mujeres que acuden a hacerse una revisión. En algunos casos, ya se pueden detectar algunas alteraciones del cuello uterino en este primer examen.

Tratamiento

El tratamiento del factor cervical depende de la causa específica que esté provocando la infertilidad. A continuación, vamos a comentar los tratamientos más frecuentes hoy en día:

Antibióticos

El uso de medicamentos con antibióticos está indicado en casos de infecciones vaginales o cervicitis aguda.

En primer lugar, es necesario identificar el microorganismo causante de la infección para poder seleccionar el tipo de antibiótico adecuado.

En el caso de cervicitis crónica, se debe considerar la opción de combinar el tratamiento con antibióticos y la cirugía.

Terapia con estrógenos

En los casos de moco cervical insuficiente o inadecuado, la administración de estrógenos exógenos puede provocar una mejoría en la cantidad y calidad del moco cervical.

Los estrógenos deben tomarse durante la primera fase del ciclo menstrual, desde el día 5 hasta el día 13 aproximadamente.

Intervención quirúrgica

Es el método adecuado cuando existe una tumoración que debe ser extirpada, así como cuando existen anomalías del desarrollo del cérvix.

Los traumatismos en el cuello del útero también deben ser reparados con cirugía.

Por último, la cauterización del cuello uterino es el método más adecuado para eliminar células malignas o agentes infecciosos. Para más información, puedes seguir leyendo en el siguiente artículo: Cauterización del cuello del útero.

Inseminación artificial (IA)

Este tratamiento de reproducción asistida es el adecuado para parejas o mujeres con factor cervical que desean tener un hijo.

La inseminación artificial es un procedimiento muy sencillo que consiste en introducir los espermatozoides previamente capacitados dentro de la cavidad uterina con una cánula de inseminación.

De esta manera, se evita la barrera que forma el cuello uterino y aumentan las probabilidades de embarazo.

Si necesitas una inseminación artificial u otro tratamiento de reproducción asistida, te recomendamos utilizar esta "herramienta". Filtrará las mejores clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y te dará un informe a tiempo real con consejos útiles para que, tras el filtro, puedas elegir la clínica que mejor se adapte a ti.

Preguntas de los usuarios

¿La alteración del moco cervical puede producir esterilidad femenina?

Por Dr. Óscar Oviedo Moreno (ginecólogo).

Sí, la alteración del moco cervical es una causa de esterilidad femenina. El moco cervical es una secreción producida antes de la ovulación y que desaparece con la misma. Es de textura viscosa y su misión es permitir el ascenso a los espermatozoides. Es, por tanto, un buen indicador de fertilidad femenina.

¿A qué se debe una inflamación crónica del cérvix?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

La inflamación del cuello del útero, también llamada cervicitis, puede ser aguda o crónica. Aunque las causas de ambos tipos pueden ser muy variables, normalmente se deben a una infección de microorganismos como, por ejemplo, clamidia, tricomoniasis, gonorrea, virus del herpes y virus del papiloma humano.

La cervicitis puede impedir el embarazo y provocar infertilidad, además de causar otras molestias como leucorrea, dismenorrea, dolor en las relaciones sexuales, etc.

¿Cómo es posible hacer una detección temprana de las alteraciones del cuello uterino?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Normalmente, las alteraciones que afectan al cérvix se detectan en la exploración ginecológica de rutina con la ecografía o la citología. Si no está muy claro o existe una causa de esterilidad que podría deberse al factor cervical, es posible hacer más pruebas como las que se explican en este artículo.

¿Qué diferencia hay entre un pólipo endometrial y un pólipo endocervical?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Los pólipos endometriales son aquellos que aparecen dentro de la cavidad uterina. Por otra parte, también existen pólipos cervicales, los que se forman en el borde del cérvix, y pólipos endocervicales, aquellos que están dentro del canal cervical.

Los pólipos que se forman en el cuello uterino pueden crecer hasta llegar a asomar por la vagina.

Para más información sobre esta patología uterina, puedes seguir leyendo en el siguiente enlace: Los pólipos endometriales.

Lectura recomendada

La cervicitis es una causa de infertilidad femenina debida a un factor cervical. Si quieres conocer en detalle en qué consiste esta patología, te recomendamos leer el siguiente post: La cervicitis.

La inseminación artificial es la técnica adecuada para conseguir un embarazo cuando existe esterilidad debida a un factor cervical. Puedes encontrar más información y en qué consiste el proceso paso a paso en el siguiente artículo: La inseminación artificial.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Autores y colaboradores

Dr. Óscar Oviedo Moreno
Dr. Óscar Oviedo Moreno
Ginecólogo
Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Caldas (Colombia) y especialista en Medicina Interna por la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. Título homologado en España en 2003. Especialidad en Ginecología y Obstetricia por la Universidad Complutense de Madrid, con formación en el Hospital Clínico Universitario San Carlos de Madrid. Experto en Medicina Reproductiva y título de Ecografía Obstétrico-Ginecológica (niveles I, II y III). Más sobre Dr. Óscar Oviedo Moreno
Número de colegiado: 282858310
 Zaira Salvador
Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Biotechnology degree en la National University of Ireland en Galway (NUIG) y embrióloga con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Más sobre Zaira Salvador
Número de colegiada: 3185-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.