Por Zaira Salvador (embrióloga).
Actualizado el 03/04/2018

El útero o matriz infantil es una malformación uterina que consiste en el desarrollo insuficiente del órgano reproductor encargado de gestar: el útero.

Esta alteración también es conocida como hipoplasia uterina o útero hipoplásico debido a la falta de madurez que éste presenta.

A pesar del menor tamaño del útero, estas mujeres no siempre presentan infertilidad y algunas pueden llevar a cabo un embarazo sin problemas.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Cómo es el útero hipoplásico?

Las medidas aproximadas del útero normal en una mujer adulta son de 7 cm x 5 cm x 3 cm, aunque existen variaciones si la mujer ya ha dado a luz.

La patología de la matriz infantil será más o menos grave en función del momento en que el útero dejó de crecer y de sus medidas. Podemos diferenciar los siguientes tipos:

Útero fetal
también llamado hipoplasia embrionaria. El crecimiento del útero se detiene justo después del nacimiento y, por tanto, sus medidas no alcanzan los 4 cm. Las mujeres con úteros tan pequeños presentan amenorrea e infertilidad, ya que no serán capaces de mantener una gestación.
Útero infantil o adolescente
el crecimiento del útero se detiene en la infancia y puede llegar a medir unos 5 cm. En este caso, sí es posible concebir, pero el embarazo será considerado de alto riesgo por la alta probabilidad de aborto y parto prematuro.

En ocasiones, el crecimiento de los ovarios y las trompas de Falopio también puede verse afectado y presentar un menor tamaño. Asimismo, la vagina suele ser poco profunda y con paredes menos elásticas.

Causas

El escaso desarrollo del útero y su falta de madurez pueden tener varias causas, aunque las más comunes son la desnutrición infantil y las malformaciones fetales.

A continuación, vamos a enumerar todas las causas posibles que dan lugar a una matriz infantil:

  • Desnutrición a lo largo de la vida de la mujer
  • Malformación del feto en el vientre materno
  • Antecedentes familiares
  • Abortos espontáneos que deforman el útero
  • Infecciones, tóxicos o traumatismos en el útero
  • Tumores del hipotálamo o hipófisis, o incluso de los ovarios
  • Grandes esfuerzos a una edad temprana: niñas deportistas
  • Enfermedades infecciosas crónicas
  • Alcohol, tabaco y otras drogas

Además de la inmadurez del útero, existen otras alteraciones uterinas que pueden afectar a la fertilidad femenina. Si te interesa conocerlas con detalle, puedes seguir leyendo aquí: Malformaciones uterinas en la mujer.

Diagnóstico

Cuando una mujer llega a la pubertad, sobre los 11-13 años, sus órganos reproductores alcanzan la madurez y comienzan a funcionar. En este momento, aparecen los caracteres sexuales secundarios, entre ellos la primera menstruación (menarquia).

En caso de no aparecer el sangrado menstrual característico en las niñas adolescentes o si éste llega de forma tardía, sobre los 16 años, es posible que exista alguna alteración en el sistema reproductor o endocrino.

El síntoma principal de la hipoplasia uterina es la ausencia de menstruación (amenorrea), aunque algunas mujeres sí tienen periodos irregulares y dolorosos.

En la primera visita ginecológica, se tomarán las medidas del útero mediante ecografía, además de un análisis hormonal. Con ambos resultados, se puede diagnosticar si una mujer presenta un útero infantil o inmaduro.

En otros casos, la hipoplasia uterina se descubre más tarde, cuando la mujer no es capaz de concebir o presenta abortos recurrentes.

El ginecólogo también puede valorar la posibilidad de hacer una histeroscopia con el fin de observar el interior uterino y hacer un diagnóstico más concluyente.

¿Es posible el embarazo?

La posibilidad de conseguir un embarazo a término va a depender, en primer lugar, de las dimensiones del útero y, por otra parte, del grado de madurez de los tejidos uterinos.

En principio, la funcionalidad de los tejidos uterinos puede conseguirse con el tratamiento hormonal adecuado, a base de estrógenos y progesterona. De esta manera, se consigue el crecimiento y la maduración del endometrio (capa interior del útero).

Sin embargo, aunque se consiga la gestación de forma natural con o sin tratamiento hormonal, este embarazo se considera de alto riesgo debido al poco espacio de la cavidad uterina para permitir el crecimiento del bebé.

Las posibles complicaciones que pueden surgir durante todo el embarazo y/o el parto son las siguientes:

Las mujeres embarazadas con matriz infantil deben seguir un estricto control médico durante toda la gestación para no correr estos riesgo y poder dar a luz a un bebé sano.

Preguntas de los usuarios

¿Cuáles son las consecuencias de tener un útero pequeño?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Los síntomas y consecuencias de tener una matriz infantil van a depender del grado de hipoplasia y del tamaño que haya conseguido. Es posible que la mujer no llegue a tener nunca la menstruación o, en caso de tenerla, que ésta sea escasa y dolorosa.

Por otra parte, el hecho de tener un útero pequeño durante el embarazo pueden dar lugar a complicaciones que impliquen tener un aborto, una muerte fetal intrauterina o un parto muy prematuro.

¿Existe algún tratamiento para corregir un útero hipoplásico?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

No. No existe ningún tratamiento efectivo para que el útero consiga el tamaño adecuado, ni siquiera la cirugía. Como hemos comentado, lo único que pueden hacer estas mujeres para poder tener un hijo es seguir una terapia hormonal, una dieta equilibrada y mucho reposo durante el embarazo para disminuir el riesgo de aborto.

Lectura recomendada

La infertilidad de causa uterina puede deberse a diversos factores que afectan al útero a distintos niveles. Si te interesa obtener más información sobre esto, puedes acceder al siguiente artículo: Esterilidad femenina debida a un factor uterino.

Aquellas mujeres con un útero muy pequeño o rudimentario que no sean capaces de gestar tendrán que recurrir a la adopción o la gestación subrogada para poder ser madres. Si quieres saber en qué consiste este procedimiento, te recomendamos entrar en la revista Babygest.

Autores y colaboradores

 Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y especialista en reproducción asistida con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia. Más información
Número de colegiada: 3185-CV

4 comentarios

  1. Destacado
    Vane

    Hola doctora, podré embarazarme si tengo este problema? Quisiera saber cuáles son mis opciones, ya que tengo útero inmaduro y quiero tener un hijo. Cuál es el porcentaje de éxito? Saludos. gracias.

    • Hola, Vane:

      Se calcula que tan solo un 15% de las mujeres con útero infantil tendrán problemas para quedarse embarazadas. Sin embargo, el problema está en llevar el embarazo a término, ya que a medida que el feto crece, puede haber rotura de tejidos, lo cual podría derivar en aborto. En caso de ser un embarazo evolutivo, sería considerado de alto riesgo y sería necesario un estricto control médico.

      Espero haber sido de ayuda,

      Saludos.

  1. AnaPalomo

    Hola Dra, el trasplante de útero es una opción para las que tenemos este padecimiento?

  2. Karlaamisheel

    Hola doctora .sera que puedo embarazarme si mi utero mide UTL: 4.23 cm UTH: 2.92cm endo: 3.7mm cuerpo utero:9.92cm UTW: 2.77cm Lcuello:2.40cm tngo 27 años d edad gracias por la informacion