La calidad de los óvulos para un tratamiento de FIV

Por (ginecóloga) y (embrióloga).
Actualizado el 21/11/2019

La calidad ovocitaria es uno de los factores clave a la hora de conseguir un embarazo. Para que tenga lugar la fecundación, implantación y desarrollo del embrión, es esencial contar con óvulos de buena calidad tanto morfológica como genética.

La baja calidad ovocitaria es una de las principales causas de infertilidad femenina y esto se relaciona directamente con la edad de la mujer.

A partir de los 35 años, la cantidad y la calidad de los óvulos empiezan a disminuir considerablemente. No obstante, hay que tener en cuenta que ambos conceptos no son lo mismo, pues tener un buen número de ovocitos no implica que éstos vayan a ser de buena calidad.

Cantidad y calidad de óvulos no son lo mismo

La reserva ovárica de la mujer, es decir, el número de óvulos con los que va a contar durante toda su vida reproductiva, ya está establecida desde el momento del nacimiento.

Aproximadamente, las niñas nacen con un número de entre 1 y 2 millones de óvulos inmaduros. Sin embargo, cuando llegan a la pubertad, esta reserva ovárica ya se ha disminuido hasta los 500.00 ovocitos.

A partir de este momento, la mujer liberará un óvulo maduro en cada ciclo menstrual, mientras que otros muchos sufrirán un proceso de atresia y se perderán.

Con todo esto, podemos observar como la reserva ovárica de la mujer va disminuyendo poco a poco con el paso del tiempo hasta que se agota por completo al llegar a la menopausia.

Ahora bien, no solamente el número de óvulos va disminuyendo con la edad, también lo hace su calidad. Al envejecer, los óvulos van acumulando mutaciones en su ADN, lo cual hace que puedan dar lugar a embriones defectuosos que acaben en aborto o con el nacimiento de un bebé enfermo.

Por ello, aunque una mujer de 40 años goce de un buen número de folículos antrales vistos por ecografía, es decir, su reserva ovárica es buena; no significa que todos estos óvulos se vayan a desarrollar con normalidad o vayan a ser de buena calidad.

La edad de la mujer es esencial para que los óvulos que llegan a madurar sean de buena calidad. A partir de los 35 años aproximadamente, los óvulos serán de peor calidad y, además, habrá una menor cantidad de los mismos.

Análisis de la calidad ovocitaria

Hoy en día, existen varias pruebas diagnósticas para evaluar el estado de la reserva ovárica de la mujer como, por ejemplo, el recuento de folículos antrales por ecografía, el análisis de la hormona antimülleriana o la determinación de los niveles de FSH en sangre.

Sin embargo, conocer la calidad de los óvulos no es tan sencillo. En los tratamientos de fecundación un vitro (FIV), no hay ninguna prueba que nos indique si los ovocitos recuperados tienen alteraciones cromosómicas. La única opción viable sería fecundarlos y, posteriormente, hacer un diagnóstico genético preimplantacional (DGP) a los embriones generados.

Por otra parte, durante un tratamiento de FIV es posible evaluar la morfología de los óvulos bajo el microscopio, aunque las alteraciones de su estructura en principio no tienen ninguna relación con las alteraciones genéticas.

A continuación, vamos a comentar cómo sería el aspecto de un ovocito normal y cuáles son los dismorfismos ovocitarios que podrían encontrarse durante su evaluación.

¿Cómo es un óvulo normal?

Un ovocito debe presentar una forma redondeada y, además, tener todas las estructuras siguientes correctamente definidas:

  • Un citoplasma homogéneo, sin ningún cuerpo extraño que llame la atención en su interior
  • Un único corpúsculo polar (CP) en el espacio perivitelino (EP), ligeramente aplanado y de contenido homogéneo
  • Un espacio perivitelino que apenas se aprecie, solamente en la zona donde está el CP
  • Una zona pelúcida (ZP) uniforme y de grosor adecuado

La presencia del primer corpúsculo polar es indicativo de que el óvulo ha alcanzado la madurez nuclear y, por tanto, es apto para fecundar. Se dice que los ovocitos maduros están en metafase II.

Alteraciones del citoplasma

Como hemos dicho, el óvulo tiene que ser esférico y su citoplasma completamente regular sin ninguna estructura en su interior.

Algunas alteraciones que podemos encontrar en el citoplasma son las siguientes:

  • Contenido granuloso
  • Cuerpos refringentes
  • Cuerpos necróticos con contenido granuloso
  • Retículo endoplasmático liso (opaco y grande) y vacuolas (redondas y transparentes)
  • Cluster: zona granulosa y oscura en el centro del ovocito

Alteraciones del CP

Un ovovito maduro tiene un único corpúsculo polar, redondito y alargado, y perfectamente delimitado.

Las alteraciones que pueden aparecer en el ovocito referentes al CP son las siguientes:

  • CP múltiple, es decir, hay más de uno
  • CP fragmentado
  • CP amorfo o muy aplanado

Alteraciones del espacio perivitelino

El espacio perivitelino es el que se encuentra entre la zona pelúcida (capa externa) y el ovocito es sí.

Éste apenas debe apreciarse, solamente se intuye en la zona donde está el CP. Por tanto, las alteraciones referentes al espacio perivitelino son las siguientes:

  • EP ancho, o con zonas irregulares anchas y estrechas
  • Presencia de restos celulares en el EP

Alteraciones de la zona pelúcida

La zona pelúcida es la capa exterior que envuelve al óvulo. Ésta debe tener una amplitud proporcionada de unas 15-20 micras.

Las alteraciones que pueden encontrarse en la ZP de un ovocito son las siguientes:

  • Amplitud demasiado gruesa o estrecha
  • ZP laxa (clara) o demasiado densa (oscura)
  • ZP irregular, con zonas más delgadas que otras
  • Zona interna rugosa
  • ZP tabicada, formando como un departamento independiente
  • ZP elongada

Todos estos dismorfismos pueden dificultar la fecundación de los óvulos, aunque con la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) es posible fecundarlos igualmente.

También es posible que las ZP tabicadas, elongadas o demasiado gruesas den problemas a la hora de la eclosión, es decir, cuando el embrión en estado de blastocisto se desprende de su zona pelúcida para poder implantar en el endometrio.

En esto casos, el embriólogo valoraría la opción de hacer una eclosión asistida.

Causas de una mala calidad ovocitaria

Ya hemos comentado que la edad avanzada de la mujer es la principal causa de la mala calidad ovocitaria, sobre todo a partir de los 35 años.

Además, otras patologías o hábitos poco saludables también pueden tener un efecto nocivo sobre los óvulos. Los comentamos a continuación:

Por todo ello, mantener un estilo de vida saludable, practicar deporte y evitar el consumo de sustancias tóxicas será la mejor prevención para no tener la calidad ovocitaria afectada.

Si necesitas hacerte un tratamiento de fecundación in vitro para poder ser madre, en 3 simples pasos, esta "herramienta" te enviará un informe totalmente personalizado, con la información detallada del tratamiento que necesitas, las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

Preguntas de los usuarios

¿Qué alimentos debo incluir en la dieta para quedarme embarazada?

Por Dra. Elena Santiago Romero (ginecóloga).

La fertilidad, entre otras cosas, depende de la salud de cada persona, por lo que la alimentación es una de las bases más importantes antes y durante el embarazo.

Lo aconsejable es seguir una dieta sana y variada. Para ello la dieta mediterránea es ideal, ya que aporta los nutrientes necesarios para una vida saludable. Además, se puede comer tantas veces al día como sea necesario, pero teniendo en cuenta las cantidades adecuadas para cada persona.
Leer más

¿Cómo se puede mejorar la calidad de los óvulos?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

En primer lugar, es importante dejar claro que no existe ningún medicamento milagroso que haga mejorar la calidad de los óvulos. No obstante, sí es cierto que los hábitos de vida saludables y una dieta sana y equilibrada pueden ayudar a potenciar la fertilidad femenina.

Los alimentos ricos en vitaminas, antioxidantes y nutrientes esenciales son los que no pueden faltar en la dieta. Por ejemplo: vegetales de hoja verde como las espinacas, frutos secos como las nueces, legumbres como las lentejas, pescados como el salmón y el atún claro, frutas y verduras como los arándanos, el aguacate, la granada, la piña, las zanahorias, etc.

Tienes toda la información sobre esto en el siguiente post: ¿Cuáles son los tipos de alimentos que favorecen la fertilidad femenina?

¿La hormona antimülleriana mide la calidad de los óvulos?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

No. Lo que indica la hormona antimülleriana (AMH) es la cantidad de folículos antrales y preantrales que hay en los ovarios. Por tanto, se trata de una medición indirecta de la reserva ovárica.

Los niveles de AMH entre 0,7 y 3,5 ng/ml se consideran normales, mientras que los niveles por debajo de 0,7 ng/ml se asocian a una reserva ovárica disminuida.

¿La vitamina E puede ayudar a mejorar la calidad de los óvulos?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Sí, concretamete lo que hace la vitamina E es proteger a los óvulos de sufrir alteraciones. La vitamina E también evita las alteraciones en el ciclo menstrual de la mujer.

Los alimentos ricos en vitamina E que contribuyen a la calidad ovocitaria son el aguacate, las almendras, las avellanas, las nueces, el aceite de oliva y el aceite de girasol, las espinacas, etc.

Puedes leer más sobre esto aquí: Vitamina E y fertilidad

Lectura recomendada

Hemos hablado de la reserva ovárica y su estrecha relación con la calidad de los óvulos. Si quieres seguir leyendo sobre este tema, no dudes en acceder al siguiente artículo: ¿Qué es la reserva ovárica y cómo afecta a la fertilidad?

Además, para evaluar la calidad morfológica de los óvulos, es necesario hacer un tratamiento de FIV-ICSI. Puedes encontrar toda la información sobre esta técnica y cómo se hace paso a paso en el siguiente artículo: ¿Qué es la ICSI y cuál es su precio?

Si no quieres que tu reserva ovárica y calidad ovocitaria se vean afectadas por el paso de los años, lo más adecuado es realizar una vitrificación de óvulos. Si no sabes en qué consiste y buscas más información, puedes acceder al siguiente post: Preservación de la fertilidad en las mujeres jóvenes.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Remohí, Bellver, Ferrando, Requena, Pellicer. Manual práctico de Esterilidad y Reproducción Humana. Aspectos clínicos. 5ª edición. Editorial Médica Panamericana.

Romero JL, Gámiz P, Florensa M, Zulategui JF, Remohí J, de los Santos MJ. La morfología ovocitaria y su distribución en pacientes sometidas a hiperestimulación ovárica controlada. In Remohí J, Cobo A, Romero JL, de los SantosMJ, Pellicer A (eds) Manual Práctico de Esterilidad y Reproducción Humana. Laboratorio de reproducción asistida. 2008. Editorial McGraw-Hill / Interamericana de España, S.A.U. 3ª edición, pp.139 - 149.

Sociedad Española de Fertilidad (SEF). Clasificación y cultivo de los ovocitos (ver)

Preguntas de los usuarios: '¿Qué alimentos debo incluir en la dieta para quedarme embarazada?', '¿Cómo se puede mejorar la calidad de los óvulos?', '¿La hormona antimülleriana mide la calidad de los óvulos?' y '¿La vitamina E puede ayudar a mejorar la calidad de los óvulos?'.

Ver más

Autores y colaboradores

Dra. Elena Santiago Romero
Dra. Elena Santiago Romero
Ginecóloga
Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Madrid. Cuenta con un Máster en Reproducción Humana por la Universidad Rey Juan Carlos e IVI. Con varios años de experiencia como ginecóloga especialista en reproducción asistida. Más sobre Dra. Elena Santiago Romero
Número de colegiado: 282864218
 Zaira Salvador
Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Biotechnology degree en la National University of Ireland en Galway (NUIG) y embrióloga con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Más sobre Zaira Salvador
Número de colegiada: 3185-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.