Semana 22 de embarazo

Por (embrióloga).
Actualizado el 14/10/2014

Durante esta semanas puede que sientas molestias en la zona del bajo vientre y el pubis. Esto se se debe al crecimiento uterino, que en este momento ya sobrepasa el ombligo.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Qué sucede en la semana veintidós?

A continuación explicamos algunos de los cambios y síntomas más significativos que se producen en el cuerpo de la mujer embarazada en esta semana:

Cambios en la piel

En este periodo es habitual notar cambios en tu piel. Pueden aparecer venitas o manchas rojas en rostro, cuello, zona del pecho y extremidades. Se trata de arañas vasculares que se generan por elevados valores de estrógeno y normalmente desaparecen tras el parto.

Otra alteración frecuente en la piel es la presencia de estrías. Notarás como la piel tiene una textura diferente y se quedan marcas o surcos, lo cual se debe al estiramiento de la piel. Puedes evitar o disminuir su aparición manteniendo la piel bien hidratada con cremas específicas y aceites esenciales.

Contracciones de Braxton-Hicks

Las contracciones de Braxton-Hicks comienzan a aparecer en este momento. Estas contracciones no se notan especialmente, no son como las contracciones del parto.

Puede que notes en un momento determinado que la barriga se pone dura, lo cual se debe al estado del útero, que pasa de relajación a contracción. Estos movimientos son esenciales para preparar pelvis y el útero para el momento del parto.

Calambres en las piernas

Puede que durante la noche te hayas despertado alguna vez por un fuerte calambre en las piernas. Esta es una típica molestia durante el embarazo por el sobresfuerzo que soporta tu espalda.

La curvatura de la columna vertebral cambia durante la gestación para compensar el exceso de peso, por lo que la parte más baja se echa hacia delante. Por esta desviación, se comprime el nervio que va a las piernas, lo que desencadena esos incómodos calambres.

¿Cómo está el feto?

A las 22 semanas de gestación tu hijo empieza a desarrollar un determinado patrón de actividad y sueño.

Probablemente se muestre más activo mientras tú descansas. Los músculos prosiguen su desarrollo, por lo que el futuro bebé puede moverse de forma más vigorosa. Sus movimientos son posibles gracias a la longitud del cordón umbilical, que permite el movimiento del feto dentro del saco amniótico en el que se encuentra.

Al final de esta semana mide alrededor de 24 cm desde la cabeza a los pies y su peso aproximado es de 400 gramos.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autores y colaboradores

 Neus Ferrando
Neus Ferrando
Embrióloga
Licenciada en Biología por la Universidad de Valencia (UV). Postgrado en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UHM) con experiencia como responsable de laboratorio de Embriología y Andrología en el Centro Médico Manzanera. Más sobre Neus Ferrando

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.