Riesgos y consecuencias de la inseminación artificial

Por (embrióloga) y (ginecóloga).
Actualizado el 19/09/2016

La inseminación artificial intrauterina es una técnica sencilla y, por tanto, asociada a pocos riesgos. No obstante, uno de los más preocupantes es la probabilidad de tener gemelos, ya que el embarazo múltiple conlleva mayores complicaciones que el embarazo único, tanto para la madre como para el bebé.

En este artículo hablamos de éste y otros pequeños problemas que pueden derivarse de la inseminación intrauterina.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Posibles complicaciones

Con el avance de las técnicas de reproducción asistida se han disminuido, en gran medida, los problemas que se pueden producir durante los tratamientos de fertilidad. A pesar de ello, no quedan totalmente exentos de algún riesgo.

La inseminación artificial (IA) es una técnica muy sencilla, rápida y segura. Sin embargo, en algunas ocasiones pueden surgir complicaciones y es importante que los pacientes las conozcan antes de iniciar el tratamiento.

En la inseminación intrauterina (el tipo de inseminación artificial más habitual en la actualidad) pueden existir complicaciones en tres fases distintas:

  • Consecuencias de la estimulación ovárica
  • Riesgos derivados del proceso de inseminación
  • Complicaciones asociadas al embarazo

A continuación hablamos con detalle de cada una de ellas.

Riesgos de la estimulación ovárica

Aunque en la inseminación artificial intrauterina se realiza una estimulación ovárica suave y de forma controlada para producir la maduración de 1-2 óvulos, la respuesta del ovario depende de cada mujer, por lo que, en ocasiones, puede ser excesiva y derivar en problemas como:

Embarazo múltiple

Al madurar más de un óvulo, es posible que se produzca un embarazo múltiple, ya que la fecundación tiene lugar en el organismo de la mujer. La probabilidad de gemelos es de entre el 12 y el 30% aproximadamente. Esto es más común en los siguientes casos:

  • Mujeres jóvenes
  • Mujeres con más de 5 folículos ováricos de más de 16 mm
  • Mujeres inseminadas con esperma de alta calidad (más de 30 millones de espermatozoides/ml)

Como hemos comentando antes, la gestación de gemelos o más de dos embriones es una situación peligrosa, tanto para la salud de la madre como para los bebés. El embarazo gemelar es especialmente arriesgado en casos de edad materna avanzada.

Si quieres más datos sobre los posibles riesgos del embarazo gemelar, pincha en este enlace: El embarazo gemelar y los riesgos derivados.

Síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO)

Se produce cuando el ovario responde de forma exagerada a la medicación hormonal administrada, lo cual da lugar a un aumento de la permeabilidad de los vasos sanguíneos y una extravasación de fluidos. Algunas de las posibles consecuencias son:

  • Hinchazón del ovario y el abdomen
  • Pesadez
  • Mareos
  • Dolor agudo en la pelvis
  • Acumulación de líquido en el abdomen

En los casos más graves también puede producir alteraciones hepáticas, renales y respiratorias.

Tal y como nos comenta la Dra. Valeria Sotelo:

En principio, el síndrome de hiperestimulación ovárica es lo que más le puede preocupar a la paciente en una inseminación artificial.

No obstante, el síndrome de hiperestimulación ovárica se produce con mayor frecuencia en otras técnicas de reproducción asistida como la FIV (fecundación in vitro), en la que se usan mayores dosis de hormonas para la estimulación.

Cuando aparecen los primeros síntomas de SHO, se debe cancelar el ciclo, ya sea de inseminación artificial como de FIV, para evitar agravar las posibles consecuencias.

Riesgos de la inseminación

Al realizar la técnica de inseminación pueden producirse los siguientes problemas:

Infecciones pélvicas o vaginales
producidas por el instrumental de laboratorio o por restos de plasma seminal. Ocurren en un 0,07% por ciclo de inseminación.
Reacciones alérgicas
es muy raro que ocurra pero podría darse alergia a algún componente del lavado seminal.
Reacciones inmunológicas
existen mujeres con alergia al semen debido a la presencia de anticuerpos antiespermatozoides en su fluido vaginal. La probabilidad es inferior al 5%.

Los riesgos derivados del propio proceso de inseminación intrauterina ocurren en muy raras ocasiones y no suelen ser graves.

Riesgos del embarazo

Las complicaciones derivadas del embarazo que se pueden producir con motivo de la inseminación artificial son las siguientes:

Aborto espontáneo
es más frecuente en las primeras semanas de gestación y la tasa de aborto se sitúa en el 20-22% de los casos.
Embarazo ectópico
se trata del embarazo extrauterino, es decir, aquel en el que la implantación embrionaria ocurre fuera del útero. Con la inseminación artificial, aumenta la posibilidad de que ocurra un embarazo ectópico al introducir el semen en el útero directamente. La probabilidad de que se produzca es del 4%, mientras que de forma natural la tasa es del 0,8%.
Embarazo múltiple
ya sea producido de forma natural (gemelos idénticos) o por la fecundación de varios ovocitos (mellizos) es una situación de riesgo, tal y como hemos explicado en el punto anterior.

El embarazo ectópico y el múltiple ocurren de forma natural pero en un porcentaje muy bajo. En cambio, el aborto espontáneo ocurre de forma natural en más ocasiones de las que se cree, pues muchas veces la mujer aún no sabe que está embarazada cuando sucede.

Inseminación artificial casera

Aunque no existan las posibles consecuencias derivadas de la estimulación ovárica por no tomar medicación hormonal, los riesgos derivados de la propia inseminación son los mismos.

Por otra parte, uno de los principales riesgos de la inseminación artificial casera hace referencia a la procedencia u origen del semen. Cuando se hace la inseminación intrauterina en una clínica de fertilidad, la muestra de esperma es analizada previamente. Cuando se hace la inseminación en casa, el esperma es introducido directamente, sin analizar ni procesar.

En caso de recurrir a un banco de semen para hacer la inseminación artificial casera de donante, es importante recurrir a un banco espermático homologado y acreditado para tal función. Además, debemos informarnos bien de las pruebas exigidas a los donantes y los controles de calidad de las muestras de semen.

También puede haber problemas por la poca experiencia, pues es posible que al hacer la inseminación rasguemos el útero o causemos daño en el aparato reproductor femenino.

Cancelación del ciclo de inseminación

Aunque no es lo habitual, existen ocasiones en las que la mujer responde a la medicación administrada de forma diferente a como esperábamos. Hay mujeres que presentan una respuesta elevada al tratamiento y ello lleva a un desarrollo exagerado del ovario, aumentado el riesgo de embarazo múltiple y de SHO.

Durante los controles ecográficos, se mide el tamaño de los folículos, lo cual indicará el estado de madurez del óvulo. Si vemos más de 2 folículos de gran tamaño (más de 16 mm) será recomendable cancelar el ciclo, pues la probabilidad de ovulación de más de un óvulo es alta y ello puede resultar en embarazo múltiple.

Si necesitas una inseminación artificial u otro tratamiento de reproducción asistida, te recomendamos utilizar esta "herramienta". Filtrará las mejores clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y te dará un informe a tiempo real con consejos útiles para que, tras el filtro, puedas elegir la clínica que mejor se adapte a ti.

También hay situaciones en las que la mujer no responde al tratamiento o su respuesta es muy baja. Si se sospecha que el óvulo no está madurando adecuadamente, puede que la ovulación no se produzca o que el óvulo expulsado no sea maduro y por tanto no de lugar a un embrión viable tras la fecundación.

En función del análisis de la situación que el especialista realice en los controles ecográficos de la estimulación, se valorará si vale la pena depositar el semen o es mejor cancelar la inseminación artificial e intentarlo en un nuevo ciclo, quizá con mayor dosis de estimulación o un protocolo de medicación diferente.

Preguntas de los usuarios

¿Cómo afecta la edad a la inseminación artificial?, ¿hay una edad límite?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Para que la inseminación artificial sea exitosa y se pueda lograr el embarazo, es necesario que la mujer tenga una buena reserva ovárica y sea capaz de ovular naturalmente, ya sea de forma espontánea o a través de la medicación.

Por esta razón, generalmente, no se hace una inseminación artificial a mujeres por encima de los 37 años, ya que, aproximadamente a partir de los 35 años, la reserva ovárica va decayendo de forma progresiva hasta su completo agotamiento entre los 45 y los 55 años de edad.

Otro requisito fundamental con respecto a la mujer, tanto para la IA conyugal como de donante, es la permeabilidad de las trompas de Falopio, al menos en una de ellas.

¿Qué problemas se pueden presentar en la inseminación artificial?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Como hemos comentado en el artículo, la inseminación artificial es sencilla y es muy poco probable que cause problemas. No obstante, implica un proceso previo de estimulación ovárica que puede derivar en consecuencias negativas como el embarazo múltiple, más arriesgado que el único, o el síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO) debido a la respuesta excesiva a la medicación.

También pueden darse casos de alergias o infecciones.

En cualquier caso, la técnica es segura y los controles que se realizan reducen al mínimo la probabilidad de riesgo.

¿Puede haber problemas de desarrollo en los niños nacidos de inseminación artificial?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

La inseminación artificial es un modo de lograr el embarazo pero una vez conseguido, éste se desarrollo de igual manera a una gestación natural. Del mismo modo, la evolución, desarrollo y educación del menor nacido a partir de esta técnica no tiene porqué ser distinta.

¿El riesgo de aborto en inseminación artificial es mayor al del embarazo natural?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

La probabilidad de sufrir un aborto natural en mujeres jóvenes es entre el 12 y el 15%, aumentando hasta el 25% en mujeres mayores de 40 años. En casos de inseminación artificial, donde la mujer generalmente tiene menos de 37 años, la tasa de aborto se sitúa alrededor del 20%. Por lo tanto, sí, el riesgo de aborto es ligeramente superior.

¿Alguno de los dos tipos de inseminación intrauterina (conyugal o de donante) presenta más complicaciones?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

No. Las posibles complicaciones derivadas de la inseminación intrauterina no varían en función de la procedencia del esperma. Por tanto, los posibles riesgos son los mismos cuando hacemos inseminación artificial de donante o inseminación artificial conyugal.

Lectura recomendada

Hemos visto que la inseminación artificial casera puede conllevar ciertos riesgos que no ocurren en la inseminación artificial llevada a cabo en la clínica. No obstante, cuando hacemos la inseminación en casa, al no haber estimulación, eliminamos las posibles complicaciones asociadas a la medicación hormonal. Esto a su vez reduce la probabilidad de éxito. Si quieres conocer más sobre las ventajas e inconvenientes de hacer la inseminación en casa, te recomiendo leer este artículo: ¿En qué consiste la inseminación artificial casera?

También recomiendo conocer el proceso detallado de la inseminación artificial para poder entender mejor los riesgos y cómo prevenirlos: ¿En qué consiste la inseminación artificial intrauterina?

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Allen NC, Herbert CM 3rd, Maxson WS, et al: Intrauterine insemination: A critical review. Fertil Steril 44:569–580, 1985.

Goldfarb JM, Peskin B, Austin C, Lisbona H: Evaluation of predictive factors for multiple pregnancies during gonadotropin/IUI treatment. J Assist Reprod Genet 14:88–91, 1997.

Hurd WW, Randolph JF Jr, Ansbacher R, et al: Comparison of intracervical, intrauterine, and intratubal techniques for donor insemination.
Fertil Steril 59:339–342, 1993.

Nuojua-Huttunen S, Tomas C, Bloigu R, et al: Intrauterine insemination treatment in subfertility: An analysis of factors affecting outcome. Hum Reprod 14:698–703, 1999.

Plosker SM, Jacobson W, Amato P: Predicting and optimizing success in an intra-uterine insemination programme. Hum Reprod 9:2014–2021, 1994.

Rowell P, Braude P: Assisted conception. I—General principles. BMJ 327:799–801, 2003.

Van Voorhis BJ, Sparks AE, Allen BD, et al: Cost-effectiveness of infertility treatments: A cohort study. Fertil Steril 67:830–836, 1997.

Zayed F, Lenton EA, Cooke ID: Comparison between stimulated in vitro fertilization and stimulated intrauterine insemination for the treatment of unexplained and mild male factor infertility. Hum Reprod 12:2408–2413, 1997.

Preguntas de los usuarios: '¿Cómo afecta la edad a la inseminación artificial?, ¿hay una edad límite?', '¿Qué problemas se pueden presentar en la inseminación artificial?', '¿Puede haber problemas de desarrollo en los niños nacidos de inseminación artificial?', '¿El riesgo de aborto en inseminación artificial es mayor al del embarazo natural?' y '¿Alguno de los dos tipos de inseminación intrauterina (conyugal o de donante) presenta más complicaciones?'.

Ver más

Autores y colaboradores

 Andrea  Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo
Dra. Valeria Sotelo
Dra. Valeria Sotelo
Ginecóloga
Licenciada en Medicina por la universidad de Buenos Aires, con la especialidad en Ginecología y Obstetricia. Formación de Máster en Cirugía Videolaparoscópica y título de especialista en Tocoginecología. Miembro asociado de la SEF y SEGO. Más de 10 años de experiencia en el campo de Medicina Reproductiva. Más sobre Dra. Valeria Sotelo
Número de colegiada: 030309166

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.