¿Cuáles son las indicaciones de la inseminación artificial?

Por (embrióloga), (ginecóloga) y (embrióloga).
Actualizado el 14/05/2019

La inseminación artificial (IA) consiste en una técnica de reproducción asistida de bajo precio y poca complejidad. Normalmente, está indicada cuando existe dificultad de llegar los espermatozoides al útero de forma natural.

Sin embargo, esta técnica no permite siempre lograr el embarazo, ya que es necesario cumplir una serie de requisitos esenciales. Por esta razón, muchos se preguntan cuándo se debe realizar la inseminación artificial.

Dependiendo del problema de infertilidad y las circunstancias de cada paciente se indicará la IA conyugal o IA con donante. En este artículo explicamos con detalle los casos en los cuales está recomendada cada uno de los tipos de inseminación artificial.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Indicaciones de la IAC

La inseminación artificial conyugal (IAC) u homóloga (IAH) es una técnica de reproducción asistida en la que se usa el propio esperma del cónyuge. Se recomienda cuando la mujer tenga menos de 35-37 años.

Una misma pareja puede verse implicada en una o varias de estas situaciones que se van a comentar a continuación. Si afectan a ambos miembros de la pareja, nos encontramos ante un caso de esterilidad de origen mixto, pues la incapacidad para lograr el embarazo está causada tanto por problemas en el hombre como en la mujer.

Esterilidad de origen femenino

La IAC está indicada en casos donde el problema es debido a una esterilidad por parte de la mujer, siempre y cuando la causa sea:

Factor cervical
alteraciones en la calidad del moco del cérvix uterino que impiden que los espermatozoides lleguen al útero o a las trompas de Falopio, ya que actúa como una barrera.
Factor uterino
anomalías en la anatomía o el funcionamiento del útero, como es el caso de las malformaciones uterinas, miomas uterinos, endometriosis, adherencias intrauterinas, etc.
Vaginismo
contracción involuntaria de los músculos de la vagina, lo que impide el depósito de semen.
Disfunción ovulatoria
se producen irregularidades en la ovulación como es el caso de la anovulación, síndrome de ovarios poliquísticos (SOP), etc.

Esterilidad de origen masculino

La inseminación artificial conyugal también está indicada en casos donde el problema sea a causa del hombre, como pueden ser:

Esterilidad de origen desconocido

La esterilidad de origen desconocido (EOD) es aquella esterilidad que se produce cuando las pruebas de fertilidad en la pareja (tanto en el hombre como en la mujer) indican resultados normales, pero aun así, no se consigue el embarazo.

Por un lado, la mujer presenta ciclos menstruales regulares y útero con morfología normal. Además, carece de pólipos o miomas, es decir, no tiene alteraciones uterinas.

Por otro lado, el varón no tiene ninguna anomalía y su seminograma muestra valores dentro del intervalo de normalidad, por lo que su calidad espermática es buena en relación a la morfología, cantidad, movilidad, etc.

Esterilidad de causa inmunológica

La IAC se recomienda cuando hay alguna alteración inmunológica que puede ser debida a la presencia de anticuerpos antiespermatozoides (AEE), lo que afecta la motilidad del espermatozoide, la penetración en el moco cervical o incluso la interacción entre los gametos (óvulo y espermatozoide).

Si hay presencia de dichos anticuerpos AAE en el moco cervical, la solución sería depositar el semen del cónyuge directamente en el útero. De este modo, se evita que las defensas de la vagina de la mujer ataquen.

Indicaciones de la IAD

En la inseminación artificial con donante (IAD), como su nombre indica, se utiliza semen de un donante anónimo y está indicada en los casos que se comentan seguidamente.

Ausencia de pareja masculina

Cuando se trate de casos en los que no hay pareja masculina y existe deseo de conseguir un embarazo, se puede realizar una inseminación artificial con semen de donante. Entre ellos se incluyen las mujeres solteras que optan ser madres o parejas de mujeres.

Para ello, deben cumplir con los siguientes requisitos:

  • Al tratarse de mujeres sin pareja masculina que aparentemente no tienen problemas de fertilidad, la edad límite es de 40 años en lugar de menos de 35-37 años como ocurría en la IAC.
  • Carecer de antecedentes de infecciones genitales y de cirugía pélvica.
  • No tener endometriosis de tipo III ni de tipo IV, es decir, endometriosis moderada o severa respectivamente.

Con pareja masculina sin posibilidad de aporte de semen

Cuando se trate de casos de parejas entre un hombre y una mujer, puede ocurrir que se tenga que recurrir a una inseminación artificial con semen de donante debido a diversos factores. Los detallamos a continuación:

  • Infertilidad masculina grave como una azoospermia secretora. En este caso, no aparecen espermatozoides en el semen y no se va a poder producir la fecundación.
  • Antecedentes de enfermedad genética en el varón y que carezca de tratamiento con diagnóstico genético preimplantacional (DGP).
  • Enfermedad de transmisión sexual en el varón tras diversos lavados espermáticos. Esto significa que en pacientes seropositivos (afectados de VIH, Hepatitis B…) hay que realizar lavados seminales. De este modo, se separan los espermatozoides del resto de componentes del semen y se reduce el riesgo de transmisión a la madre y al bebé. Si tras realizarse las pruebas moleculares de comprobación de los sucesivos lavados se sigue identificando carga vírica, se recurre a una inseminación con semen de donante.
  • Incompatibilidad de Rh de la pareja. Esto ocurre cuando la madre es Rh negativa y el padre Rh positivo. Si el feto hereda el Rh positivo del padre, al ponerse en contacto la sangre materna y fetal, se producirán anticuerpos maternos (defensas). Esto tiene consecuencias negativas sobre el embarazo, ya que puede producir abortos. Normalmente se isoinmuniza a la madre para que no haya problema, pero en determinados casos puede que no se solucione y se deriva a una IAD.

Cuándo no realizar una inseminación artificial

La inseminación artificial es la técnica de reproducción asistida que requiere una menor intervención por parte del especialista.

Muchas personas deciden acudir a ella porque es más cómoda y económica. Sin embargo, si no se cumplen los requisitos necesarios, puede que no exista probabilidad de conseguir el embarazo a través de este método.

Para poder hacer una inseminación artificial, tanto conyugal como de donante, se necesita que la mujer cumpla:

  • Tener las trompas permeables, es decir, que el paso a su través no esté bloqueado. Esto se puede comprobar mediante una laparoscopia o una histerosalpingografía (HSG).
  • Ser capaz de ovular, ya sea de forma espontánea o a través de medicación hormonal.
  • Edad de la mujer menor a 35-37 años. Esto es debido a que con la edad, la reserva ovárica disminuye y la probabilidad de embarazo se ve reducida. No significa que a estas mujeres les vaya a ser imposible obtener un embarazo por este método, pero muchas veces las posibilidades son tan bajas que no merece la pena. En estos casos se recomienda la fecundación in vitro.

De este modo, si por ejemplo se trata de una mujer que se ha realizado una la ligadura de trompas, en ningún caso podrá someterse a una inseminación artificial, ni con semen del cónyuge ni de donante. La razón de esto es que sus trompas están bloqueadas y los espermatozoides nunca podrán encontrarse con el óvulo para fecundarlo; por lo que no cumple uno de los requisitos básicos para realizar una inseminación artificial. La solución en este caso sería realizar un tratamiento de fecundación in vitro.

En relación a la parte masculina, es necesario que el semen tenga una buena calidad para que los espermatozoides sean capaces de atravesar por sí solos todo el aparato reproductor femenino, llegar hasta las trompas de Falopio y fecundar al óvulo.

Si la calidad seminal del futuro padre no es adecuada, las posibilidades serían realizar una fecundación in vitro (FIV), o bien se utiliza esperma de donante con una calidad espermática excelente.

Si necesitas una inseminación artificial u otro tratamiento de reproducción asistida, te recomendamos obtener este informe de fertilidad personalizado, con información detallada de las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

Preguntas de los usuarios

¿Con 35 años puedo hacerme una inseminación artificial?

Por Dra. Laura García de Miguel (ginecóloga).

Con 35 años se puede hacer una inseminación artificial. Es una edad favorable puesto que, a partir de 38 años, no se recomienda utilizar inseminaciones sino fecundación in vitro (puesto que la calidad de los óvulos y las posibilidades de embarazo son menores).

Si todos los parámetros de estudio de reserva ovárica, de permabilidad de las trompas y de parámetros seminales están correctos, con 35 años se podrá realizar inseminación artificial, esperando un buen resultado. Se recomendarán 3 o 4 ciclos de inseminación. Esto quiere decir que, si después de tres o cuatro intentos (en tres o en cuatro meses diferentes) no se ha conseguido el embarazo, se recomendará pasar a fecundación in vitro.

Si tengo una trompa permeable y la otra obstruida, ¿puedo ser madre por inseminación artificial?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Si al menos una de las trompas de Falopio es permeable, el espermatozoide y el óvulo podrán entrar en contacto y permitir la fecundación. Por tanto, sí es posible el embarazo con una sola trompa de Falopio.

No obstante, es importante resaltar que la probabilidad de éxito es menor.

El resultado del seminograma indica que hay astenospermia moderada. ¿Se puede hacer IA o es mejor FIV-ICSI?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

La astenozoospermia hace referencia a los problemas de movilidad de los espermatozoides. Si existe un porcentaje elevado de espermatozoides con mala o nula movilidad, es poco probable que, tras la inseminación, los espermatozoides sean capaces de llegar hasta el óvulo y fecundarlo. Por tanto, aunque dependerá del grado de astenospermia, lo más probable es que sea más conveniente hacer la FIV-ICSI.

¿Se requiere alguna preparación antes de somerterse a una inseminación artificial?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

Antes de someterte a la inseminación artificial, debe haber una estimulación ovárica. Se realizarán diversos controles ecográficos para determinar el momento más adecuado para la inseminación.

¿Cuáles son los riesgos de la inseminación artificial?

Por Marta Barranquero Gómez (embrióloga).

No se trata de una técnica muy peligrosa, pero entre los riesgos más destacados se encuentra la posibilidad de embarazo múltiple, embarazo ectópico o sufrir una hiperestimulación ovárica.

Si deseas obtener más información acerca de su pregunta, te recomendamos que leas el artículo Riesgos y consecuencias de la inseminación artificial.

Lectura recomendada

En este artículo hemos hecho referencia a los dos requisitos fundamentales que debe cumplir la paciente para garantizar un mínimo de éxito en una inseminación artificial. Para conocer otras condiciones necesarias, haz clic aquí: Requisitos básicos para la inseminación artificial intrauterina.

Si te estás planteando la inseminación artificial como tratamiento de reproducción asistida para tener un hijo, te recomendamos que leas atentamente el siguiente artículo para conocer el proceso en detalle: ¿Cómo se hace una inseminación artificial paso a paso?

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Corson SC, Batzer FF: Homologous artificial insemination. J Reprod Med 26:231, 1981.

Dixon RE, Buttram VC Jr, Schum CW: Artificial insemination using homologous semen: a review of 158 cases. Fertil Steril 27:647, 1976.

Kim YJ, Park CW, Ku SY. Indications of intrauterine insemination for male and non-male factor infertility.Semin Reprod Med. 2014 Jul;32(4):306-12. doi: 10.1055/s-0034-1375183.

Levine BA, Grifo JA. Intrauterine insemination and male subfertility. Urol Clin North Am. 2008 May;35(2):271-6, ix. doi: 10.1016/j.

Meeken CI: The infertile patient: guidelines for successful workup. Postgrad Med 68:139, 1980.

Nachtigall RD, Faure N, Glass RH: Artificial insemination of husband's sperm. Fertil Steril 32:141, 1979.

Nunley WC Jr, Kitchin JD III, Thiagarajah S: Homologous insemination .. Fertil Steril 30:510, 1978.

Pfeffer WH, Wallach EE, BeckWW, Barrett ATM: Artificial insemination with husband's semen: prognostic factors. Fertil Steril 34:356, 1980.

Scott JZ, Nakamura RM, Mutch J, Davajan V: The cervical factor in infertility: diagnosis and treatment. Fertil Steril 28:1289, 1977.

Speichinger JP, Mattox JH: Homologous artificial insemination and oligospermia. Fertil Steril 27:135, 1976.

Preguntas de los usuarios: '¿Con 35 años puedo hacerme una inseminación artificial?', 'Si tengo una trompa permeable y la otra obstruida, ¿puedo ser madre por inseminación artificial?', 'El resultado del seminograma indica que hay astenospermia moderada. ¿Se puede hacer IA o es mejor FIV-ICSI?', '¿Se requiere alguna preparación antes de somerterse a una inseminación artificial?' y '¿Cuáles son los riesgos de la inseminación artificial?'.

Ver más

Autores y colaboradores

 Andrea  Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo
Dra.  Laura  García de Miguel
Dra. Laura García de Miguel
Ginecóloga
Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universitat Autònoma de Barcelona, con la especialidad de Ginecología y Obstetricia en el Hospital Universitario Sant Joan de Déu. Tiene un Máster en Reproducción Humana por la Universidad Complutense de Madrid y, actualmente, es la directora médica de la Clínica Tambre en Madrid. Más sobre Dra. Laura García de Miguel
Número de colegiado: 280843059
 Marta Barranquero Gómez
Marta Barranquero Gómez
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Ciencias Biomédicas por la Universidad de Valencia (UV) y especializada en Reproducción Asistida por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) en colaboración con Ginefiv y en Genética Clínica por la Universidad de Alcalá de Henares (UAH). Más sobre Marta Barranquero Gómez

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.