Los factores epigenéticos se transmiten a la descendencia por lo que los padres y los abuelos pueden transmitir el riesgo de padecer algunas enfermedades. Sin embargo, será el estilo de vida el que determinará si finalmente se desarrolla la enfermedad o no.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar