Entre el 40-60% de las parejas que abandonan los tratamientos lo hacen por la presión psicológica, seguida de otros factores como un mal pronóstico, causa del 25% de los abandonos, y los embarazos espontáneos (15%).

El 62,4% deja el tratamiento después del tercer ciclo. El 66 % afirma abandonar el tratamiento por sentir que había hecho todo lo posible y un 42% alega sentirse incapaz de afrontar otro ciclo después del fallo de los anteriores.

De hecho, un porcentaje muy elevado de mujeres -entre un 15 y un 45% – decide no continuar con los ciclos antes de que lo recomiende el especialista.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar