El nuevo pacto cerrado entre PSOE y PNV ha hecho posible que la Reforma de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva haya salido adelante.

Una de las condiciones impuestas por los nacionalistas vascos para apoyar la Nueva Ley del Aborto, es la obligatoriedad de que las menores informen a uno de sus padres o tutores para poder interrumpir voluntariamente su embarazo.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar