La muerte súbita afecta alrededor de 100 bebés al año en España

La muerte súbita suele producirse mientras el bebé duerme. Por ello, algunas de las recomendaciones básicas para los padres es colocar al pequeño boca arriba mientras duerme y además, evitar que la cuna esté repleta de almohadas o peluches. Es aconsejable evitar también cubrir al bebé completamente con la colcha. Dado que se desconoce el origen de este trágico fallecimiento se trata tan sólo de consejos.

Enfrentarse a la muerte inesperada de un hijo es, sin duda, uno de los trances más duros para los padres.

Puedes leer el artículo completo en:    67

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar