En esta imagen se puede ver al equipo de Mats Brännström en una intervención de trasplante de útero. Él mismo reconoce que tras este nacimiento, se demuestra que la técnica efectivamente funciona.

Puedes leer el artículo completo en:    235

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar