Mediante el sistema de farmacovigilancia humana (SEFV-H) de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), las autoridades sanitarias están estudiando 150 casos sospechosos de reacciones adversas entre aproximadamente el millón de personas vacunadas contra el virus de la gripe A.

Entre las sospechas, se encuentra la muerte de un feto de tres semanas de gestación por aborto espontáneo después de que la madre embarazada se vacunara contra el virus H1N1 de la gripe A.

Puedes leer el artículo completo en:    64

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar