Acompañar a la familia en el duelo

Hasta hace no mucho tiempo prácticamente se ha denegado a los padres de un bebé nacido muerto su derecho al duelo. Parece ser que el hecho de no conocer a ese bebé debe minimizar el dolor y hospitales y personal sanitario pasaban por alto su importancia. La mortalidad perinatal es una de las causas mayores de muerte infantil en países desarrollados, de hecho se calcula que una familia de cada 300 que espera un hijo tendrá que enfrentarse a una situación semejante.

Se ha demostrado que la actuación de los profesionales en contacto con estos pacientes es de suma importancia (ginecólogos, matronas. etc) y sus palabras de aliento y su capacidad de empatía y escucha fundamentales. De este modo, se han desarrollado cursos específicos para enseñar a los profesionales sanitarios a dar soporte psicológico a estas familias. Un ejemplo de ello es el organizado por el Colegio de médicos de Vizcaya.

Puedes leer el artículo completo en:    30

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar