Los medicamentos utilizados en los tratamientos de reproducción asistida, la selección de los embriones mayores, los medios de cultivo, etc. podrían ser algunas de las causas de porque los niños procedentes de FIV son más altos que los de fecundación natural. El descubrimiento de la diferencia de altura viene recogido en un estudio realizado por investigadores del Instituto Liggins perteneciente a la Universidad de Auckland de Nueva Zelanda.

Puedes leer el artículo completo en:    50

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar