Más altos por fecundación in vitro

Por (embrióloga).
Actualizado el 29/10/2010

Un estudio reciente señala que los bebés nacidos por fecundación in vitro suelen ser más altos.

Un equipo de científicos neozelandeses ha realizado un estudio, que revela que los niños nacidos por la técnica de reproducción asistida (FIV) suelen ser más altos. A pesar de que aún queda mucho por investigar, parece ser que alguno de los factores que intervienen en esta técnica podría influir en este hecho.

La investigación ha sido realizada por un equipo del Instituto Liggins, uno de los centros más importantes en investigación fetal, salud y desarrollo infantil. Este instituto pertenece a la Universidad de Auckland que es la organización de investigación más grande de Nueva Zelanda y donde se promueven investigaciones al más alto nivel en todas las disciplinas.

La fecundación in vitro es una práctica en la que los ovocitos son fecundados por los espermatozoides en el laboratorio, es decir, fuera del cuerpo de la madre. Esta técnica es una de las más importantes en los procedimientos de reproducción asistida, sobre todo cuando otras no han tenido éxito. Controles hormonales, extracción de ovocitos, transferencia de embriones, etc. son procedimientos ligados íntimamente a dicha técnica en la que el objetivo es lograr el embarazo.

Síguenos en Instagram

Los investigadores del Instituto Liggins han desarrollado su tesis basándose precisamente en aquellos niños que han nacido mediante FIV. Estos niños son más propensos a ser más altos que aquellos nacidos por fecundación natural.

Los científicos neozelandeses analizaron 200 niños y encontraron una diferencia significativa en la estatura de un grupo a otro. Incluso utilizando variables estadísticas la diferencia era notable, además en el caso de la niñas los resultados eran todavía más evidentes.

La procedencia de los niños analizados era aquellos en los que, en su proceso de FIV, los embriones no habían sido congelados. La media de estos niños era de 2,6 centímetros más altos que los procedentes de fecundación natural.

Según Wayne Cutfield, director del Instituto Liggins, se deben hacer más investigaciones para aclarar cual puede ser la causa de esta mayor estatura. Las líneas de investigación podrían ir encaminadas a un aspecto hormonal, ya que las madres de estos niños son sometidas a tratamientos hormonales. También, el medio de cultivo donde están los embriones podría influir o el tamaño de los seleccionados por los embriólogos para aumentar las probabilidades de implantación.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autor

 Neus Ferrando
Neus Ferrando
Embrióloga
Licenciada en Biología por la Universidad de Valencia (UV). Postgrado en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad Miguel Hernández de Elche (UHM) con experiencia como responsable de laboratorio de Embriología y Andrología en el Centro Médico Manzanera. Más sobre Neus Ferrando

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.