Tener que sobrellevar la fertilidad reducida es probablemente una de las experiencias más difíciles que una pareja pueda atravesar. Afrontar los problemas de fertilidad siempre implica hallar fuerza dentro de uno mismo y en su relación para atravesar este difícil período. También, se debe pedir ayuda cuando se necesite y se debe aprender tanto como se pueda acerca de su situación y de los recursos de ayuda disponibles.

Recurrir a amigos o familiares puede aliviar un poco el dolor y la ansiedad. No obstante, el conocimiento y el consejo de un profesional de apoyo puede ofrecerle una perspectiva única y valiosa. Buscar la ayuda de un terapeuta es un paso valiente e importante en el camino de la recuperación emocional.

Puedes leer el artículo completo en:    76

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar