Un estudio revela que a partir de la semana 35 de gestación, el desarrollo neuronal del bebe le permite diferenciar el tacto del dolor. Se trata de un descubrimiento de peso puesto que el tacto supone uno de los sentidos básicos y más importantes del ser humano.

Puedes leer el artículo completo en:    77

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar