Dolencias como el autismo podrían ser diagnosticadas en el bebé.

La Magnetoencefalografía (MEG) es una tecnología utilizada para el estudio de las funciones cerebrales y señalar aquellas que pueden presentar problemas. Su estudio en la cabeza de los niños pequeños, en los cuales se desarrolla una compleja red e interconexiones neuronales, era difícil debido al constante movimiento. Investigadores de la Universidad de Washington junto con la compañía de dispositivos médicos Elekta, han diseñado un dispositivo que facilita el estudio a pesar del movimiento.

Puedes leer el artículo completo en:    30

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar