Rigurosidad en los hábitos

¡Mami, papi, no gritéis que no me dejáis dormir!

Parece que si los bebés son interrumpidos en su gran misión de dormir y comer mientras son bebés puede provocarles un trastorno tan importante que afecte, no sólo a su momento actual de sueño, sino a lo largo de su vida y en su comportamiento diario.

Es por esto que necesitamos no sólo un orden en la vida del pequeño sino que los padres lleven una rigurosidad en sus hábitos y con los del recién llegado. Simplemente con ganas y tiempo no tiene por qué haber problemas.

Puedes leer el artículo completo en:    94

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar