Un estudio científico concluye que una dieta moderadamente rica en pescado (2 o 3 veces por semana) durante el embarazo está vinculada con un posterior incremento en las capacidades intelectuales del niño.

Los ácidos grasos poliinsaturados del tipo DHA, podrían ser los responsables de este efecto positivo sobre las capacidades cognitivas de los niños, en cuanto a inteligencia, expresión verbal, capacidad motora y memoria.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar