Según la Agencia de Salud Pública de Barcelona, este año, en Barcelona, el número de embarazadas que fuman hasta el final del embarazo se ha reducido al 18%.

Si bien estas cifras nos indican una tendencia al descenso de las embarazadas que dejan de fumar durante la gestación, también es cierto que siguen siendo altas conociendo los efectos nocivos que tiene el tabaco para el feto y el futuro niño.

Puedes leer el artículo completo en:    61

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar