Madre tras transplante de tejido ovárico

Los transplantes de tejido ovárico pueden llegar a dar embarazo sin ningún tratamiento.

Una mujer da a luz a dos bebés tras realizarle un transplante de su propio tejido ovárico.

Una vez superado el Sarcoma de Ewing que la afectaba y el cual la dejó en un estado de menopausia por la quimioterapia recibida, la paciente fue transplantada con parte de su propio tejido ovárico, extraído y congelado antes de aplicarle la quimioterapia y fue capaz, en un primer lugar de quedar gestante mediante un tratamiento de fecundación in vitro, y seguidamente de forma natural, dando a luz sin nada que resaltar, a dos niñas sanas, respectivamente.

Esta paciente aún tiene tejido ovárico congelado, con el que podrá asegurar su fertilidad, casi en la totalidad de su vida reproductiva.

Puedes leer el artículo completo en:    32

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar