Dar a luz en silencio

Los estímulos externos pueden afectar al momento de dar a luz.

El Dr. Odent explicó en una conferencia en Zaragoza que la llegada al mundo de los niños debe realizarse en ambientes donde lo más importante sea la intimidad para que el parto pueda desarrollarse sin violencia y de forma respetada.

Para esto, es necesario que la mujer esté lo más relajada posible y evitar que se le hable, de forma que su cerebro se asemeje en la mayor medida posible al del resto de los mamíferos. Con ello, el parto no será dificultoso y según él, se evitarán muchas cesáreas e instrumentaciones.

Puedes leer el artículo completo en:    47

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar