Revista médica certificada por la WMA, ACSA, SEAFORMEC, HON.
FAQs
0
Menú

¿Cómo es el tratamiento de una mujer con vaginismo que quiere quedarse embarazada?

Por Dra. Laura de la Fuente Bitane.
Última actualización: 28/02/2019

El vaginismo es una entidad causada por una contracción involuntaria de la musculatura del suelo pélvico. Esta circunstancia se produce durante las relaciones sexuales, causando una importante disfunción en la mujer que a menudo es incapaz de tolerar la penetración o sufre un dolor importante al hacerlo. Este cuadro se retroalimenta con la ansiedad y depresión que genera. En estos casos de mujeres que desean el embarazo, el cuadro de depresión, ansiedad y el sentimiento de culpabilidad se multiplican.

El abordaje de estas situaciones implica ante todo una revisión exhaustiva de posibles causas orgánicas que den lugar al vaginismo. Una exploración ginecológica que en estos casos ha de hacerse con un cuidado exquisito permitirá detectar: anomalías anatómicas de la vagina o de los genitales externos, implantes endometriósicos, tumoraciones. Sin embargo, en la mayoría de los casos, no existe una causa orgánica y el origen del vaginismo es exclusivamente psíquico. Una adecuada orientación psicológica debe determinar si existe abusos o experiencias sexuales traumáticas o conflictos de pareja sobre lo cuales habría que trabajar antes.

Una vez eliminadas estos posibles condicionantes, los esfuerzos se enfocan en prevenir el vaginismo como un reflejo aprendido ante el acto sexual. Para ello actuaremos a varios niveles:

  • A nivel de pareja para evitar reacciones que impliquen culpabilización, distanciamiento, agresividad…. De hecho, la implicación de ambos miembros de la pareja es fundamental para el abordaje definitivo del problema.
  • Trabajo sobre la vagina: ejercicios de suelo pélvico, dilatadores, lubricantes…
  • Trabajo sobre la autoestima y la imagen corporal.

Idealmente el tratamiento del vaginismo debe ser la solución al “problema de esterilidad” de la pareja. Una vez superada la disfunción sexual, el embarazo podrá lograrse de forma natural. Los tratamientos del vaginismo a menudo son largos, lo cual puede entrar en conflicto con el deseo de maternidad, más en casos en los que la edad o la reserva ovárica están en rangos límite. En casos de este tipo, es posible que nos veamos en la necesidad de empezar tratamientos de reproducción directamente. Estos van desde la inseminación vaginal de la muestra de semen en el momento de la ovulación, técnica que no requiere de asistencia médica si la mujer es capaz de auto-inocularse la muestra hasta técnicas más complejas de reproducción. La auto-inseminación puede ser el primer paso ante parejas jóvenes sin patología conocida. En edades más avanzadas se sopesará en cada caso la pertinencia de realizar pruebas de esterilidad y tratamientos de reproducción.

Lectura recomendada: ¿Qué es el vaginismo? – Causas, síntomas y tratamiento.

Dra. Laura de la Fuente Bitane
Dra. Laura de la Fuente Bitane
Ginecóloga
Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Madrid, con la especialidad en Obstetricia y Ginecología. Tiene una larga experiencia como Ginecóloga especialista en Reproducción Asistida y es Profesora Asociada de la Universidad Complutense de Madrid.
Número de colegiado: 28-45574
Ginecóloga. Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Madrid, con la especialidad en Obstetricia y Ginecología. Tiene una larga experiencia como Ginecóloga especialista en Reproducción Asistida y es Profesora Asociada de la Universidad Complutense de Madrid. Número de colegiado: 28-45574.
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.