¿El transporte de embriones a otro centro conlleva algún riesgo?

Por Sara Salgado.
Última actualización: 16/01/2017

Los embriones, óvulos y espermatozoides son muestras biológicas muy sensibles. El traslado supone sacarlos del banco donde están congelados en la clínica, introducirlos en el contenedor de transporte y finalmente pasarlos de dicho contenedor al banco del centro de destino. Este traspaso de un recipiente a otro puede reducir su supervivencia.

Por otro lado, podría ocurrir que se pierda nitrógeno líquido durante el transporte. Esto supondría la subida de temperatura y por tanto podría verse afectada su supervivencia.

Así pues, se debe tener en cuenta que durante el transporte se podrían dañar las muestras a pesar de todas las medidas que se llevan a cabo para evitar que esto ocurra.

Lectura recomendada: Transporte de embriones, óvulos y semen congelados a otro centro.

 Sara Salgado
Sara Salgado
Embrióloga
Graduada en Bioquímica y Biología Molecular por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), con Máster en Reproducción Humana Asistida por la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Título de Experto Universitario en Técnicas de Diagnóstico Genético por la Universidad de Valencia (UV).
Embrióloga. Graduada en Bioquímica y Biología Molecular por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), con Máster en Reproducción Humana Asistida por la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Título de Experto Universitario en Técnicas de Diagnóstico Genético por la Universidad de Valencia (UV).
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.