En la actualidad, los nacimientos múltiples suponen el mayor riesgo de la fecundación in vitro por los problemas que puede derivar durante el embarazo pero también, por las consecuencias que el nacimiento múltiple puede tener para la familia. La ley permite la transferencia de hasta tres embriones según el criterio de los profesionales y también, atendiendo al deseo de la paciente.

En el Reino Unido por ejemplo, tan solo un 10% de las mujeres se limita a un sólo embrión, prefieren transferir dos con intención de aumentar las posibilidades de éxito. La mayor parte de las mujeres de más de 40 años recurren incluso a la transferencia de tres embriones. En línea con todos estos estudios y con el fin de poner freno al aumento progresivo de embarazos múltiples resultado de las técnicas de reproducción asistida, determinadas unidades de reproducción apuestan ya por transferencias de un único embrión.

Puedes leer el artículo completo en:    64

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar