Masaje contra los gases

El bebé, en su alimentación diaria (ya sea lactancia artificial o materna) traga aire. Este aire es el culpable de los molestos gases. Entre los remedios para expulsar estos gases se encuentra el masaje. Un masaje que debe realizarse con el bebé tumbado boca arriba se masajea la tripita con ambas manos siempre con suavidad.

Que los padres no se pongan nerviosos ante el llanto desesperado del pequeño ayuda a que éste se tranquilice y facilite la expulsión del gas.

Puedes leer el artículo completo en:    71

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar