En las embarazadas, la placenta produce 100 veces más hormona liberadora de corticotropina (CRH) de lo que genera normalmente el hipotálamo. Se piensa que esta hormona prepara al cuerpo de la mujer para el momento del parto.

Después de dar a luz los niveles de CRH y otras hormonas disminuyen bruscamente, lo que genera una “retracción” hormonal que puede crear gran confusión en el sistema endocrino.

La depresión posparto aparece en aquellas mujeres que experimentan los mayores cambios en los niveles hormonales.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar