La píldora anticonceptiva masculina más cerca de la realidad

La anticoncepción femenina hormonal apareció seis décadas atrás, en las que, tras modificaciones y cambios ligeros de composición que eviten los efectos secundarios que conllevaban su ingesta en los primeros tiempos, ha supuesto un cambio radical en la vida sexual de la mujer y su liberación para elegir el momento de la búsqueda de un hijo.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Los métodos anticonceptivos masculinos, siguen siendo caballo de batalla para los investigadores. Pues hoy, en el año 2013, las únicas vías de anticoncepción masculina que son aplicables son el preservativo, como barrera física y la vasectomía, con la que se corre el riesgo de una infertilidad irreversible si a lo largo de la vida, el varón vuelve a experimentar el deseo de la paternidad.

Las hormonas por las que se regulan la formación de gametos en el hombre y la mujer son las mismas. Las hormonas gonadotrópicas son gobernadas por el hipotálamo y por la hipófisis y tienen efecto en los ovarios y en los testículos respectivamente. ¿Por qué es tan complicado un método anticonceptivo masculino entonces?

Diferencias entre el ciclo reproductivo femenino y masculino

La sustancial distinción entre los gametos de ambos sexos es que, mientras la mujer en estado fetal produce todos los futuros óvulos que tendrá a lo largo de su vida, y se quedan en los ovarios esperando a cada regla para acabar su maduración, en el varón la formación de espermatozoides es continua desde que comienza la madurez sexual, en la adolescencia, y cada 3 días renueva sus espermatozoides, lo que durará toda su vida.

El ciclo de la mujer es mensual, y los ciclos de hormonas son mensuales, con lo que es más fácil atajar la maduración del ovocito, y evitar la ovulación, que es un momento puntual (unos 14 días antes de la regla). En el caso del varón, en cambio, si hiciéramos un corte de los túbulos seminíferos, veríamos que coexisten espermatozoides en formación en distintas etapas de maduración, por lo que no podemos atacar sobre un momento concreto del ciclo, dificultando encontrar un anticonceptivo masculino.

Anticonceptivo masculino no hormonal

Primer desarrollo de anticonceptivos masculinos

Los anticonceptivos hormonales masculinos, que trataban de impedir la espermatogénesis, además de no ser del todo eficaces, tenían unos efectos secundarios incontrolados, entre ellos la disminución de la líbido y problemas de erección, lo que trataba de contrarrestarse con la inyección de andrógenos. Su eficacia no era comparable a la de la pastilla anticonceptiva femenina.

El Nuevo anticonceptivo masculino más cerca

Investigadores australianos están desarrollando un novedoso anticonceptivo no basado en la regulación hormonal , con los efectos no deseados que conlleva, sino centrado en evitar la eyaculación, sin perjudicar al orgasmo. Se basa en bloquear los receptores celulares que regulan la salida del semen desde los testículos en el coito y así que el cuerpo no reciba la orden de expulsar los espermatozoides, impidiendo el embarazo.
Se ha probado en ratones en los que se les ha quitado los genes responsables de la aparición de estos receptores, y se ha comprobado que funciona. Se está buscando el fármaco que actúe bloqueando esos receptores, que permitirían una anticoncepción masculina cómoda y totalmente reversible.

Placer sin expulsión seminal

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar