Se relaciona la presencia de bacterias con el debilitamiento de la membrana fetal, lo que acaba provocando su rotura.

Puedes leer el artículo completo en:    48

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar