Las embarazas pueden transmitir experiencias a sus hijos durante su desarrollo en el útero

Existen muchas evidencias de que durante el desarrollo embrionario los hijos son extremadamente sensibles a las cosas a las que están expuestas las madres, como los alimentos, los químicos y quizá las hormonas.

Dado que el ambiente puede afectarnos de ambas formas, buena y mala, necesitamos ser cautelosos sobre las exposiciones ambientales previas al embarazo.

Puedes leer el artículo completo en:    39

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar