¡Cómo me gusta mi mamá! Y si tengo hambre, más aún.

Parece que una cosa que se ha dicho siempre por nuestras abuelas se ha llevado a cabo en un estudio real y se ha comprobado que, si se le da el pecho al bebé recién nacido, no es que lo alimentes mejor ya que las leches de fórmula hoy en día son casi exactas a las maternas con las mismas defensas, pero sí se genera un vínculo especial entre madre e hijo, además de que ayuda al comportamiento futuro más tranquilo de ese bebé. Todo esto se ha publicado en un diario médico de conocido nombre.

Puedes leer el artículo completo en:    75

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar