Dolor del parto

El parto es más grato gracias a las endorfinas y la oxitocina que se segregan de forma natural durante éste.

Los estados de ánimo de una embarazada pueden variar en cuestión de segundos como de la noche a la mañana. Gracias a eso, es decir, a la acumulación de hormonas y otros compuestos que se producen en el organismo de una mujer durante su embarazo y cantidades mayores durante el parto, éste último puede ser mucho más relajado, aunque nunca indoloro, que si no estuvieran presentes.

La capacidad que tenemos las personas para olvidar los malos recuerdos es algo similar al efecto que produce la oxitocina en el momento del parto y por ello “una vez ves al bebé, se pasan los siete males”

Puedes leer el artículo completo en:    45

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar