El diagnóstico y tratamiento de la infertilidad se incluyen dentro de las prestaciones sanitarias financiadas por la Seguridad Social.

En España el tratamiento de la infertilidad está dentro de las prestaciones de nuestro Sistema Nacional de Salud Pública y toda persona puede acceder a él siempre que se cumplan los requisitos que establece la Ley. Sin embargo, la falta de infraestructura y el aumento de la demanda existente en este campo, hace difícil el acceso de la población a estos tratamientos de reproducción asistida.

El Defensor del Pueblo recuerda que toda mujer puede usar o recibir tratamientos de fertilidad independientemente de su estado civil y orientación sexual, siempre que haya probabilidades de éxito y no haya peligro físico o psíquico para la mujer o su descendencia.

En 2006, fue renovada la “Ley sobre técnicas de reproducción humana asistida”, la cual fue redactada por primera vez en 1998.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies