Una nueva ley turca impide utilizar esperma u óvulos de fuera del país.

El Ministerio de Sanidad de Turquía impide mediante una ley utilizar esperma u óvulos de otros países.

Algunos expertos han catalogado este medida de racista. Además, afectaría no solo a las mujeres embarazadas, sino a los donantes y a los doctores que recomienden centros de reproducción asistida en el extranjero.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar