Una nueva ley turca impide utilizar esperma u óvulos de fuera del país.

El Ministerio de Sanidad de Turquía impide mediante una ley utilizar esperma u óvulos de otros países.

Algunos expertos han catalogado este medida de racista. Además, afectaría no solo a las mujeres embarazadas, sino a los donantes y a los doctores que recomienden centros de reproducción asistida en el extranjero.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar