La llamada apnea obstructiva del sueño infantil puede desencadenar toda una serie de reacciones en él como irritabilidad, llegando incluso a mostrar una actividad excesiva, desatención o la fragmentación del sueño.

Es importante llevar a cabo el diagnóstico de la apnea nocturna infantil cuanto antes ya que con el adecuado tratamiento, en muchas ocasiones requiere cirugía, el niño podrá recuperarse y desarrollar su vida con normalidad.

Puedes leer el artículo completo en:    27

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar