Espina bífida: defecto congénito del tubo neural

Si hay un aspecto en el coinciden los distintos especialistas que investigan en torno a la espina bífida es en la importancia de que la mujer tome ácido fólico antes y durante el embarazo.

A pesar de tomar algunos alimentos como determinadas frutas y verduras que contienen ácido fólico no se alcanza la cantidad recomendada. Por tanto, es necesario suplementar la alimentación con la toma de este ácido hasta alcanzar aproximadamente los 400 microgramos.

Puedes leer el artículo completo en:    69

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar