Los espermatozoides se aspiran mediante una aguja y pueden posteriormente utilizarse para una ICSI.

Gracias a esta técnica muchos hombres con azoospermia obstructiva consiguen ser padres.

Puedes leer el artículo completo en:    54

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar