Tratamiento no quirúrgico para el síndrome Rokitansky

Es complicado poder encontrar una solución o cura para las mujeres que nacen con el síndrome de Rokitansky. No obstante, ha sido posible aplicar técnicas para la reconstrucción de algunas zonas, como la vagina.

El tratamiento más utilizado y que no requiere cirugía para la formación de una vagina es la aplicación de los dilatadores de Frank. Éstos consisten en varios dilatadores de diferente tamaño que se utilizan diariamente para hacer presión y agrandar la vagina de manera gradual hasta conseguir un tamaño de unos 8-10 cm.

Con esto se consigue que la mujer pueda tener relaciones sexuales sin molestias y un estilo de vida lo más normal posible.

Puedes leer el artículo completo en:    163

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar