Banco de cordón umbilical

Un Banco de Cordón Umbilical (BCU) es un centro especializado en el almacenamiento de las células madre, procedentes de la sangre del cordón umbilical de los recién nacidos. Estos bancos pueden ser públicos, privados (uso exclusivo del propio niño y de sus familiares) o mixtos (privados con disposición mundial).

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Células madre de cordón umbilical

Estas células madre son las responsables de formar todas las células que circulan por la sangre (glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas). Además, tienen el potencial de diferenciarse en casi cualquier tipo de tejido.

Congelación de células madre de cordón umbilical

Las células madre son extraídas después de un proceso de separación de los demás componentes de la sangre. A continuación, se congelan gradualmente hasta los -80 °C, para posteriormente terminar introduciendolas en nitrógeno líquido a -196 °C.

Se sabe que, si se realiza correctamente esta criocongelación, estas células pueden ser utilizadas, como mínimo, hasta 20 años después de su recogida, e incluso, seguir siendo útiles durante muchos años más.

Tratamiento con células madre de cordón umbilical

Estas células pueden ser muy beneficiosas para el tratamiento de diferentes enfermedades hematológicas tales como tumores (sobre todo linfomas y leucemias), en terapias de infarto de miocardio y en tratamientos que requieran trasplantes de médula ósea, entre otras.

Aunque hay que tener en cuenta que no siempre funciona. En el caso de que un niño desarrolle una enfermedad congénita en los primeros años de su vida, no podrá tratarse con sus propias células madre, puesto que éstas también tendrán la mutación que causa la enfermedad. En este caso, lo idóneo sería tener células de un hermano sano que sea compatible.

Las ventajas de estos bancos son:

  • un tratamiento consolidado, ya se han efectuado más de 20.000 transplantes en el mundo
  • se ha convertido en la principal fuente de células madre, además de ser fácil y carecer de riesgos
  • menor probabilidad de desarrollar EICH (enfermedad injerto contra huésped) por trasplante
  • bajo riesgo de contaminación por bacterias y virus
  • no plantean problemas éticos
  • 100% de compatibilidad con el propio niño, 25% entre hermanos
  • disponibilidad inmediata y gran proliferación

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar