El concepto de transexual no es sólo complicado a nivel físico sino también a nivel conceptual. Sentirse, tal y como explica el artículo, mujer en el cuerpo de un hombre es un hecho tan negativo que lo principal es ponerse en manos de un especialista que pueda dar apoyo emocional a la persona en cuestión y, una vez tenemos el psíquico preparado, hay que procederse a realizar el cambio de sexo con la consecuente terapia hormonal. Esto tiene ciertos riesgos, por tanto, debe estar extremadamente controlado. La última fase es pasar por quirófano para realizar el cambio físico. Se trata de un proceso duro pero que puede aportar mucha felicidad al paciente.

Puedes leer el artículo completo en:    83
Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies